Durante la tarde de este viernes 9 de marzo, la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) emitió una declaración pública -firmada por su presidenta, Macarena Cepeda Godoy- donde expone su postura ante la que calificó de “grave decisión” de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) de prohibir el arte de arrastre para la pesca industrial.

A continuación la reproducimos íntegramente:

1. La Subpesca ha extralimitado sus facultades, pues el Artículo 4, letra b) de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) establece que se pueden fijar dimensiones y características de artes y los aparejos de pesca, pero no prohibir un arte en su totalidad como lo indica la circular que ha emitido la autoridad.

2. El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Berazaluce, a horas de abandonar el Gobierno y sin respeto alguno por la institucionalidad vigente en el ordenamiento pesquero nacional, comunica esta decisión a los órganos competentes, dejando fuera a todos los incumbentes legales en la materia, sin socializar esta medida.

3. La decisión tomada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet pone fin a una actividad económica que se desarrolla a lo largo de todo el país y que, solo en la región del Biobío, en las comunas de Tomé y Talcahuano, dispone de cuatro plantas de proceso y más de 3.000 puestos de trabajo de las áreas de flota y planta. Estos trabajadores se enfrentan al fin de sus puestos laborales, debido a que dichas plantas no podrán contar con materia prima para operar.

4. El sector pesquero nacional se ve enfrentado a un grave escenario de incerteza respecto de las reglas que rigen la actividad, que afectará la inversión, el crecimiento, el empleo y la actividad económica de las comunas costeras de Chile que sirven de base para las plantas y flota dedicada a la pesca de arrastre.

5. En concreto, esta medida afecta la actividad extractiva de los recursos: camarón, langostino, ambos certificados recientemente bajo estándares internacionales MSC (Marine Stewardship Council), y también la merluza común.

6. Esta acción por parte de la autoridad es de absoluta discriminación, pues limita solo al sector industrial dejando en evidencia una desigualdad ante la ley y un menoscabo a la libertad económica al prohibir una actividad legal y regulada.

7. Asipes, junto con lamentar esta situación, informa a la opinión pública que sus empresas socias han decidido presentar acciones dentro del curso legal que corresponda, para restablecer el imperio del derecho, de manera que no prospere esta medida de carácter irregular y desproporcionada que no ha contado con el adecuado proceso de consulta que establece la legislación pesquera nacional.