“Ahora, Innova forma parte del ADN de nuestras operaciones”, comienza diciendo Gerardo Crot, el gerente de Procesamiento de la planta Fitz Roy, instalaciones que pertenecen a la productora Australis Seafood. El ejecutivo agrega que “antes de implementar la solución Innova, el procesamiento de un pescado podía tomar entre 36 y 40 horas. Ahora podemos garantizar que no toma más de 20 horas, al hacer que el sistema configure alarmas que nos permitan organizar mejor la producción, tomar decisiones rápidas y evitar demoras”.

Es más, Crot adelanta que “nuestro siguiente objetivo es reducir aún más este tiempo, a 14 horas. Me siento confiado de que podremos lograrlo”.

Mayor control

Gerardo Crot, el gerente de Procesamiento de la planta Fitz Roy de Australis Seafoods.Australis Seafoods utiliza casi toda la funcionalidad de Innova e, incluso, han ligado el funcionamiento de la planta al uso de los tableros de control que otorga la tecnología de Marel para monitorear la producción. “Con Innova hemos logrado un mayor rendimiento y volumen de producción, una mejor calidad y más productividad”, apunta el gerente de Procesamiento de Fitz Roy.

Además, desde la instalación de Innova a mediados de 2015, la compañía ha incrementado significativamente su nivel de cumplimiento. “En diciembre de 2015 teníamos un nivel de cumplimiento del 75%; ahora es del 99,5%”, analiza el ejecutivo y añade que “gracias a Innova, tenemos un control de producción mucho mayor y podemos planear todo con anticipación. Esto representa un gran paso hacia delante y nos hace ser más competitivos”.

“Todo pasa por el software, desde el momento en que la materia prima ingresa a la planta de procesamiento hasta cuando sale convertida en un producto final”, explica Crot, apuntando que “el sistema hace de todo, incluso las etiquetas adaptadas a cada producto”.

Calidad trazable

El mercado es muy competitivo, por lo cual Australis Seafoods trabaja arduamente para garantizar que sus productos sean frescos y de calidad. Con Innova, la compañía logró el control completo de la cadena de valor y la capacidad de demostrar la eficiencia y la trazabilidad del proceso. Antes de usar Innova, la forma de mantener los registros era manual, lo que hacía que dicho proceso fuera difícil y propenso a errores.

“Con Innova podemos garantizar que cada despacho de la planta vaya acompañado de un informe de Innova dirigido a nuestros clientes. Acá se detalla la trazabilidad del proceso para cada producto”, apunta Gerardo Crot.

Transparencia y productividad

Se puede destacar que la salmonicultora rápidamente se dio cuenta de que hacer que la información fuese altamente accesible beneficiaría tanto a los empleados como a los clientes. De hecho, tuvo el ingenio de hacer que los tableros de control Innova fuesen visibles para todos en la planta.

“Implementamos algunos tableros de control para mostrar lo que está sucediendo en la planta. Ahora tenemos ocho pantallas que muestran el desempeño de cada estación de trabajo en cada línea”, detalla el gerente de Procesamiento de Fitz Roy, agregando que “la capacidad de la información con que contamos ahora nos ha puesto a la vanguardia. De igual forma, hemos ganado mucho en ahorro de mano de obra y ahora aspiramos a impulsar aún más la productividad”.

“El mayor beneficio de Innova es que abre la mente y prepara a la organización para que esté a otro nivel. Por supuesto, ayuda el hecho de tener control y mejores resultados; pero con Innova también hay una gama de posibilidades. Esta tecnología ayuda a hacer el mejor uso posible de los equipos, a tener otra mentalidad y a poner todo en línea”, comenta el ejecutivo.

Australis Seafoods ha trabajado con Marel durante muchos años. Tanto así que hoy el 80% de las soluciones integradas que utilizan para el procesamiento de los salmónidos corresponden a la proveedora de Islandia.