En el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la saliente Presidenta de la República, Michelle Bachelet, acompañada por el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz; de Defensa, José Antonio Gómez; del Medio Ambiente, Marcelo Mena; y de Economía, Fomento y Turismo, Jorge Rodríguez Grossi, encabezó la ceremonia de promulgación de la Política Oceánica Nacional el pasado viernes 9 de marzo.

“El compromiso de Chile con la conservación y el uso sustentable del océano y sus recursos es parte de esta toma de conciencia. De cara al Pacífico y teniendo como pilar fundamental nuestra vocación oceánica, hemos asumido la tarea de concretar acciones que permitan proteger nuestro mar en toda su extensión, como un legado para las futuras generaciones que habitarán Chile y el mundo”, expresó en la ocasión la jefa de Estado.

La normativa sienta las bases de conservación y uso sustentable del mar y sus recursos; el combate de la pesca ilegal, a la polución marina y a los efectos del cambio climático en el océano, así como las áreas protegidas.

De igual manera, la mandataria explicó que el pasado 27 de febrero, al firmar los decretos que declaran las nuevas áreas marinas protegidas, Chile multiplicó por diez la superficie marina bajo protección oficial, pasando desde un 4,3% a un 42,4% de nuestra Zona Económica Exclusiva.

Vea >> Los alcances de las nuevas áreas marinas protegidas en Chile

“Las áreas marinas protegidas requieren de planes de manejo, vigilancia y monitoreo, incorporando incluso nuevas plataformas y tecnologías para su control efectivo. Asimismo, es necesario compatibilizar el desarrollo propio de una economía abierta al mundo, donde el grueso de su comercio exterior se realiza por el mar, conciliando a la vez los intereses de los diversos sectores vinculados a la actividad marítima, desde la pesca artesanal a la actividad industrial; desde el desarrollo de la infraestructura y la logística, al control de la soberanía y la exploración científica, por nombrar algunos sectores”, subrayó.

Por su parte, el director nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), José Miguel Burgos, valoró la firma que permitirá contar al país con una Política Oceánica: “Es un gran paso que además permite al país tener un respaldo para cumplir con sus compromisos internacionales tanto en materia de conservación como pesquera, y que nos permitirá seguir avanzando en materia de disminución de la pesca ilegal, principal actividad que hoy está afectando el estado de nuestros recursos marinos”.

Al finalizar su discurso, Michelle Bachelet destacó la importancia de este decreto: “Esta Política Oceánica constituirá la línea base general en distintos escenarios para conservar y usar sustentablemente nuestro océano y sus recursos. Esta transversalidad es clave para configurar un equilibrio entre las actividades que se desarrollan en él. Es esa necesaria convergencia hacia un desarrollo sostenible la que ha inspirado este paso que hoy damos. El bienestar de las futuras generaciones es el objetivo central de los esfuerzos de conservación en que hemos estado empeñados durante mi mandato y que la Política Oceánica Nacional, que hoy tengo la satisfacción de promulgar, busca articular e integrar”, concluyó la ahora ex Presidenta de Chile.