El nuevo gobernador de la provincia de Chiloé, Fernando Bórquez, confirmó este lunes 19 de agosto que se aprobó el denominado “Plan de Reflotamiento del Buque ‘Seikongen'”, navío que se encuentra hundido desde octubre de 2017 en las costas del sector de Pilpilehue, en la comuna de Chonchi, región de Los Lagos.

Tras una licitación internacional, la holandesa Ardent será la encargada de liderar la última fase para reflotar el wellboat salmonicultor; empresa con experiencia en casos como el naufragio del transatlántico “Costa Concordia” y la petrolera Troll Solution.

Al respecto, el gobernador Bórquez dijo estar “muy satisfecho” por la autorización del plan y recordó que en días anteriores participó de encuentros con la Armada y también convocó a un Comité Operativo de Emergencias (COE) para conocer detalles de los trabajos y despliegue efectuado por las reparticiones públicas tras el hundimiento del barco de propiedad de CPT Empresas Marítimas S.A.

IMG_3176

“Tuvimos dos reuniones de trabajo con la autoridad marítima. Una de las prioridades era solicitarle que lo antes posible pudiéramos reflotar el ‘Seikongen’, especialmente por el daño medioambiental acuático que estaba teniendo en la zona; y es por esto que hoy día ya sabemos que está autorizado, desde el punto de vista de la Armada, el reflotamiento”, explicó el jefe provincial, precisando que tendrán aproximadamente 80 días corridos para ejecutar toda la maniobra, siempre y cuando no existan inconvenientes logísticos o meteorológicos en dicho lapso.

“Lo que pretendemos es el que medio ambiente esté resguardado, también la seguridad de las personas que se desempeñarán en esta maniobra, y desde ese punto de vista vamos a seguir trabajando con todos los servicios para que esta labor la hagamos de la mejor manera posible”, subrayó Bórquez.

Sobre la labor del COE y la articulación entre los distintos servicios públicos involucrados, el representante gubernamental en Chiloé explicó que llevaron a cabo una reunión en la Gobernación donde, en primera instancia, “hicimos un ‘paneo’ de todo el evento y de las situaciones de conflicto por las maniobras que tenemos que hacer específicamente con esta embarcación. Segundo, fuimos a la Gobernación Marítima para que supiéramos de primera fuente cuáles son los pasos que se han hecho desde que tuvimos este desastre; y hoy le podemos decir a la comunidad que hicimos todas las gestiones desde el punto de vista de las autoridades provinciales para que esto sea prioritario y para que los procesos se realicen de forma inmediata. Es así como podemos confirmar que este reflotamiento será una realidad y ojalá que en los próximos 80 días tengamos este fenómeno ya fuera de la situación compleja que está viviendo el sector de Pilpilehue”, subrayó Fernando Bórquez.

Gobernador marítimo

Por su parte, el gobernador marítimo de Castro (s), capitán de corbeta litoral Manuel Figueroa González, aseguró que la finalidad que busca la Armada con la disposición del plan de reflotamiento, “es garantizar que las personas que se encuentran trabajando estén resguardadas y la totalidad del proceso a realizar con la nave sea seguro para su casco, considerando además en todo momento la variable ambiental, es decir, que las faenas no afecten al entorno y en caso de hacerlo, se cuente con todas las medidas para poder mitigarlo”.

El “Seikongen” se encuentra apoyado en el fondo marino por su costado de estribor (derecha), por lo que el plan consistirá en enderezar la nave mediante el uso de tensores de cadenas, los cuales serán dispuestos desde la playa, disminuir su peso y reflotarla con el uso de bombas sumergibles.

“Cuando la nave se encuentre flotando por sus propios medios, se le realizará una inspección general con el objetivo de asegurar su desplazamiento mediante remolque al puerto de San Vicente (región del Biobío)”, agregó el capitán Figueroa.