Ante el anuncio del Gobierno del presidente Sebastián Piñera de ingresar en 45 días al Congreso una Ley Corta de Pesca, que considera licitación para solucionar el tema de las licencias transables de pesca por 20 años, el presidente de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), Oscar Espinoza, declaró que, una vez más, se está priorizando los intereses de la industria por sobre los de la pesca artesanal.

“No se propone una nueva distribución de cuotas a favor de nuestro sector y eso es uno de los puntos centrales que propone la Conapach. El pasado miércoles, en la sala de la Comisión de Pesca del Senado, fuimos enfáticos en señalar que no queremos que se hable de licitación si no se habla antes de un fraccionamiento”, enfatizó el dirigente nacional.

El documento que contiene las 34 modificaciones a la ley de pesca fue presentado por el Directorio de la Conapach en la comisión, donde se señaló la necesidad de que el Gobierno preste mayor atención a las demandas de la pesca artesanal y no las deje como complementarias a las necesidades de la industria.

“Queremos avances concretos en torno a un nuevo fraccionamiento que dé prioridad a los artesanales, que se abran vacantes en los registros de pesquerías sanas, que se elimine el 1% que hoy está destinado a las plantas de proceso, que se declare la jibia y la reineta 100% artesanal y que se traspase directamente a nuestro sector el 15% de la cuota industrial destinado a licitación por alcanzar el Rendimiento Máximo sostenible (RMS), entre otras medidas que tenemos consideradas”, destacó el dirigente.

“Esperamos que esta vez los congresistas asuman que nuestro sector pesquero artesanal es tan importante como cualquier otro sector productivo; una actividad que genera empleos y oportunidades a miles de personas a lo largo de país”, culminó Espinoza.