Recientemente, la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Noruega (NFSA, por su sigla en inglés) dio su visto bueno a una nueva tecnología equipada con sensores para el conteo automático de piojos de mar que afectan a los salmónidos de cultivo.

«Para empezar, abriremos la tecnología a una administración neutral», precisó a SalmonBusiness Inger Fyllingen, asesora senior de la NFSA.

De acuerdo con lo informado, la nueva tecnología ya está en marcha en la industria acuícola y la laboriosa tarea de contar los piojos de manera manual pronto podría pasar a ser historia. En tanto, varios proveedores han desarrollado tecnología para contar piojos usando una cámara: «El sensor ve más de lo que las personas tienen la capacidad de hacerlo», dice el sitio web de un fabricante de equipo original.

«Si el recuento de piojos puede ser automático y ha sido aprobado por la autoridad, entonces lo aceptamos con agrado», comentó Bjorg Mette Holmefjord Antonsen, gerente de la salmonicultora Bolaks.

Cualquier duda que pueda haber persistido en algunos sobre la visión de la NFSA sobre los recuentos automatizados de piojos debería ahora evaporarse: «Si descubre una técnica de conteo que sea confiable de adoptar y satisfaga nuestras demandas, entonces lo consideraremos positivamente», aseguró Fyllingen.

Presionando aquí puede continuar leyendo la nota (en inglés) de SalmonBusiness.