En el marco de la certificación del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), que nació hace casi dos años, respecto de aquellos centros de cultivo de salmónidos que acrediten su condición de libres de uso de antimicrobianos (antibióticos) y antiparasitarios durante todo el ciclo productivo en mar, dicho organismo ha otorgado un total de 59 sellos de este tipo entre 2016 y 2018.

En un informe realizado por IndexSalmón para AQUA en donde se analizan las empresas que han obtenido el certificado, destaca que doce salmonicultoras han obtenido al menos un certificado libre de uso de antibióticos, lo que equivale al 47% del total de compañías activas o productoras de salmónidos entre la región de Los Lagos y la de Magallanes y la Antártica Chilena.

De esas doce empresas que han obtenido el certificado libre de uso de antibióticos, el 27,1% de los centros de cultivo están concentrados en Cermaq Chile (16), seguida por Nova Austral con un 22% (13) y en tercer lugar Los Fiordos con 13,6% (8).

Sin título

Para el caso de Cermaq, esta compañía ha logrado su mayor número de certificados durante el año 2017, donde logra certificar un total de ocho centros de cultivo; seguido por el 2016, donde certifica seis centros, y hasta la fecha de este año, ha obtenido dos centros certificados.

Sin título2

Resultados por especie en cultivo

Respecto a las certificaciones en relación con las especie en cultivo, para el periodo en estudio, el 66,1% de las certificaciones libre de uso de antibióticos son para centros de cultivos de salmón coho (Oncorhynchus kisutch), un 25,4% de ellas para la especie Atlántico (Salmo salar) y un 8,5% para trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss).

Sin título3

Así, Cermaq Chile concentra el 35,9% de las certificaciones para el coho, Nova Austral el 86,7% para Atlántico y Australis el 60% para trucha.

Sin título4

Sin título5

Resultados por especie y “Barrio”

Respecto a los resultados por Agrupación de Concesiones de Salmónidos (ACS o “Barrio”), el informe de IndexSalmón detalla que en relación al lugar donde se emplazan los centros objeto de certificación, para el caso de la región de Los Lagos, el 20% de los centros se emplaza en el “Barrio 1”; en la región de Aysén, el 45,5% de los centros se ubica en el “Barrio 32”, y en Magallanes, el 22,2% en el “Barrio 56”.

Sin título6

Para el análisis por especie y “Barrio”, el 74% de los centros certificados cuya especie en cultivo fue coho, se obtuvo en la región de Los Lagos; en el caso del salmón Atlántico, el 86,7% de los centros se emplazan en Magallanes, y finalmente para la trucha, el 100% también es en la austral región.

Sin título7

Resultados por empresa y centros de cultivo

Para el periodo en análisis, 55 centros de cultivo han sido objeto de certificación libre de uso de antibióticos, de los cuales el 49,1% se ubican en la región de Los Lagos, un 30,9% en la región de Magallanes y un 20% en Aysén.

La empresa Blumar fue la primera en obtener este certificado en la región de Aysén para salmón Atlántico; mientras que Marine Harvest fue pionera en obtener el primer certificado de este tipo en la región de Los Lagos para la misma especie.

Por último y bajo los resultados obtenidos, se destacan cuatro centros de cultivo cuyos titulares son Multiexport, Cermaq Chile, Nova Austral y Sea Salmon Ltda. -operado por Salmones Aysén S.A.-, los que han obtenido doble certificación en lo que lleva operando este sello.

Sin título8

Salmonicultores

Tras conocer el informe, representantes de la industria valoraron los alcances que está teniendo la certificación. Uno de ellos fue el gerente general de Nova Austral, Nicos Nicolaides, quien comentó a AQUA que están “realmente felices de marcar una tendencia y liderar un proceso (…) Lo que ocurre es que siempre hemos sostenido que es un tema importante a ser abordado por la industria y que el no enfrentarlo no era opción, porque si no existe el propósito de reducir y eventualmente eliminar el consumo de antibióticos, nunca se logrará. No ocurrirá por sí solo, ni en forma espontánea”.

El ejecutivo recuerda que en los años ’90 en las noticias se subrayaba que “los salmones noruegos consumían más kilos de antibióticos que los habitantes del país” y dado que se dieron cuenta que eso no era sostenible, el Estado, productores, científicos, laboratorios, entre otros, empezaron a buscar soluciones a las graves enfermedades que les afectaban.

“No fue fácil pero a la vuelta de algunos años resolvieron esas enfermedades y se acabó el uso de antibióticos. Cada año les aparecen nuevas patologías o mutaciones de las anteriores, sin embargo siguen sin antibióticos. La razón: la actitud. Ellos (los noruegos) se convencieron que era posible resolverlo sin antibióticos y cada nuevo desafío lo resuelven nuevamente. Y lo que ahora está mostrando Nova Austral es que no existen excusas para no ponerse ese ambicioso objetivo”, enfatiza Nicolaides, añadiendo que dependiendo de la enfermedad que se trate, la solución total puede tardar un poco más, pero mientras antes se empieza con mayor prontitud se alcanzará esa meta.

Fue así como enero de 2015, la compañía se propuso no usar antibióticos en el mar. “Al ver que teníamos peces que no habían sido tratados, empezamos a promover ese relevante hecho con los clientes en Estados Unidos, básicamente para diferenciarnos del resto de la industria chilena y vender compitiendo con los productores noruegos y feroeses. Fue un éxito y ahí fue muy relevante el apoyo del Sernapesca de certificar esto. Y para nuestros clientes la certificación de la autoridad fiscalizadora es clave, son los ‘ministros de fe’ que confirman que los peces fueron cultivados sin usar antibióticos (‘Raised without antibiotics’ como valoran en el mercado norteamericano)”, sostiene el representante de Nova Austral.

De acuerdo con sus palabras, lo “mejor de todo” es que demostraron que era posible y que con esfuerzo se podía producir sin usar antibióticos. “Especialmente vimos que el costo asociado a eso es en realidad una inversión, porque no solo ayuda a prestigiar la marca, sino que el mercado está dispuesto a premiar a quienes logran esto. En definitiva, este innovador plan de trabajo en Nova Austral ha sido exitoso y mejor aún ha mostrado el camino al resto de la industria, para llevarnos a ser una industria más sustentable y de mejor prestigio”, puntualiza Nicolaides, quien terminó felicitando a los “colegas que se están comprometiendo con esta forma de cultivar y enfrentar los desafíos”.