Con la idea de iniciar una línea de trabajo para incrementar el consumo de productos del mar, el secretario regional ministerial (seremi) de Economía de Los Lagos, Francisco Muñoz, sostuvo un encuentro con representantes de diversos sectores productivos, entre estos de la pesca artesanal, mitílidos, salmón y algas, para incorporarse de manera más potente en el Programa Elige Vivir Sano.

Según comentó el personero de gobierno, “gran parte de nuestra vida saludable está asociada a nuestra alimentación y este es un nicho importante que hemos detectado para poner en valor nuestros productos de la pesca y acuicultura a nivel regional, tales como algas, choritos, salmones y merluza austral”.

En la ocasión, se revisaron algunas alternativas que comenzarán a ser abordadas para incorporar estos productos de manera más potente en la dieta regional, especialmente en niños y jóvenes, como también de restaurantes y comercios, donde se podrá encontrar una mayor variedad en los formatos de presentación de los productos contemplados.

20180515_093012

La coordinadora del Programa Territorial Integrado de Algas, Carolina Weldt, enfatizó que les “interesa mucho que las algas estén presenten en ese programa debido a que estamos seguro de las excelentes cualidades nutritivas y funcionales de nuestras algas. Son recursos que están disponibles, solo hay que procesarlos y empaquetarlos de buena forma”, subrayó.

Francisco Muñoz complementó que esta es la primera actividad de planificación y sensibilización, en las cuales se pretende revisar las alternativas con que estos productos podrán incorporarse al Programa Elige Vivir Sano, por lo que los próximos temas a tratar serán el aporte nutricional de cada uno de ellos, su importancia como alimentos funcionales y su formato de comercialización, incorporando a la iniciativa a representantes de la academia, nutricionistas, entre otros.

Elige Vivir Sano

En mayo de 2013 se dicta la Ley N°20.670 que creó “El Sistema Elige Vivir Sano”, el cual tiene como propósito promover hábitos y estilos saludables para mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas. Esta norma establece que todos los órganos de la administración del Estado, con competencia en materias vinculadas a la promoción de hábitos de vida saludables, incorporarán en sus políticas planes, programas y/o medidas que tengan por finalidad informar, educar y fomentar la prevención de los factores y conductas de riesgo asociadas a las enfermedades no transmisibles, derivadas de hábitos y estilos de vida no saludables.