El director ejecutivo del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera de Perú (Sanipes), Ernesto Bustamante, acompañado de su equipo técnico, visitó la región del Biobío para inspeccionar plantas de proceso de jurel destinado a consumo humano.

La visita fue realizada en conjunto con una delegación de funcionarios del área de Inocuidad y Certificación del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile (Sernapesca), organismo que junto a Sanipes firmó en 2017 un memorándum de entendimiento en el cual acordaron trabajar de manera conjunta por la sanidad e inocuidad alimentaria en la acuicultura y la pesca.

Bustamante explicó que “el motivo de la visita obedece a que el pueblo peruano se sensibilizó mucho el año pasado con el hallazgo de anisakis, que es un parásito que apareció en conservas de caballa provenientes de China. Esto obligó a que se revisaran los protocolos de importación, por lo que hemos estado realizando visitas a los mercados que abastecen de jurel a nuestro país, y Chile es uno de los principales. Básicamente lo que hacemos es verificar las condiciones sanitarias de los productos pesqueros importados”.

De esta manera, junto con inspectores del Sernapesca, visitaron cuatro plantas pesqueras de la zona, tanto en Talcahuano como Coronel.

El director regional del Sernapesca, Rodrigo Valencia, aclaró que “las visitas inspectivas de autoridades sanitarias competentes del extranjero son frecuentes en esta región. Es que desde el Biobío se exporta la mayor cantidad de productos pesqueros y acuícolas del país, por lo que coordinamos la fiscalización a las plantas de jurel”.

Marcelo Otero, gerente comercial de las áreas pelágicas de Blumar, una de las pesqueras inspeccionadas, manifestó que “Perú es un mercado relevante para nosotros, en estos últimos años representa el 50% de nuestra producción en lo que respecta a jurel congelado para consumo humano”. Agregó que recibieron “con mucho agrado esta visita, porque queremos que conozcan nuestras instalaciones, nuestros procesos de tratamiento del producto, para que vean que son de alta calidad, son sanos e inocuos para toda la población”.

Certificado oficial

Los productos pesqueros importados por el mercado en cuestión van acompañados de un certificado oficial sanitario del país de origen, que emite Sernapesca, y que es requisito para el ingreso a Perú. “Nuestra institución permanentemente ha recibido visitas de autoridades competentes de países a los cuales exportamos, por lo que este tipo de instancia corresponden a oportunidades de mejora para cumplir con los objetivos de sustentabilidad de los mercados, situación que es relevante para la mantención del comercio internacional acuícola-pesquero de la región del Biobío y del país”, subrayó Valencia.

Por su parte, el secretario regional ministerial (seremi) de Economía, Mauricio Gutiérrez, enfatizó en la calidad y prestigio que tiene el comercio exterior de la región y el país. “Nuestros productos, nuestros procesos y nuestro recurso humano son de muy buen nivel y tienen un prestigio internacional. Por esta razón recibimos estas visitas inspectivas de muy buena gana, ya que nos permiten mantener este prestigio mundial”, aseguró.