ENGLISH (EN)

Commercial war would have “serious implications” for seafood

Donald Trump’s administration will place a 10% tariff on goods that include seafood imported from China, valued at US$200 billion.

This is likely to have serious implications for the world seafood market by creating uncertainty in the aquaculture and fisheries industry.

In turn, China will implement a 25% punitive tariff on United States goods and has submitted a new lawsuit to the World Trade Organization (WTO) against the actions of the United States.

ESPAÑOL (ES)

Recientemente se conoció que el gobierno de Donald Trump decidió imponer un arancel de 10% a una serie de productos que son importados desde China, medida que suma un valor de US$200.000 millones y entre los que se incluyen pescados y mariscos. Entre estos aparecen los langostinos y la tilapia, junto con otros que se procesan en el país asiático -algunos de los cuales son capturados en el mismo Estados Unidos-, como el abadejo de Alaska, lenguado y otros peces planos, pangasio, atún, sardina, anchoa y bacalao.

Tras conocer la medida, que se aplicaría dentro de dos meses, el director del Consejo Noruego de Productos del Mar (NSC, por su sigla en inglés) para China y Hong Kong, Sigmund Bjørgo, dijo a Dagens Næringsliv -en declaraciones que fueron recogidas por SalmonBusiness– que “si Estados Unidos ahora introduce un arancel suplementario del 10% a China, tendrá serias implicancias para todo el mercado mundial de productos del mar”.

Eso sí, el ejecutivo del NSC aclaró que es “demasiado pronto para decir cómo terminará la guerra comercial. Pero obviamente, cuando tienes condiciones externas indeterminadas para el comercio mundial de productos del mar, es inquietante para la industria acuícola-pesquera de países referentes en esta materia como Noruega, que exporta el 95% de todos los pescados y mariscos que produce”. A lo que añadió: “somos dependientes de mercados abiertos y condiciones externas previsibles”.

El dictamen se decretó luego que China implementara un arancel punitivo del 25% sobre los bienes estadounidenses, como respuesta a que la administración Trump había hecho lo mismo antes.

En tanto, el gigante asiático presentará una nueva demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar la conducta unilateral de Estados Unidos.