Como todos los años, Salmofood destacó con su premio “Best Site” al centro de cultivo que obtuvo los mejores resultados y el comportamiento más eficiente en las categorías salmón Atlántico (Salmo salar) durante el año 2017.

En esta oportunidad, el premió recayó en el centro “Auchac” de Invermar, ubicado en Chiloé, región de Los Lagos, ya que logró los mejores resultados productivos dentro de las empresas que trabajan con dietas elaboradas por la productora de alimentos balanceados.

“El excelente trabajo que representan estos centros, es el que nos inspira a seguir desarrollando en conjunto alternativas que favorezcan la eficiencia y sustentabilidad de la industria acuícola. Por esta razón es que nos exigimos cada día para fabricar las dietas con la mejor relación costo-eficiencia del rubro”, comentó el gerente comercial de Salmofood, Ernesto Passalacqua.

Los ganadores como mejores representantes en eficiencia del uso del alimento en términos de conversión y crecimiento fueron: Marcos Muñoz, jefe de centro; Jonathan Toledo, asistente de centro; Javier Pérez, asistente de centro, y Omar Cheuquepil, jefe de área, además de los operarios Nelson Oyarzo, Vladimir Barrientos y Julio Sotomayor.

Al respecto, Marcos Muñoz explicó que los cinco pilares para lograr este buen resultado fueron los trabajadores, la calidad, el lugar, la infraestructura y el alimento. “Sin duda, el equipo humano, el compromiso y las ganas de hacer las cosas bien, nos ayudaron a lograr este tremendo resultado. Estamos muy orgullosos de haber alcanzado estos niveles y esperamos seguir por el mismo camino. Es el premio al esfuerzo y el profesionalismo de todo el equipo”, enfatizó.

Por su parte, Jonathan Toledo afirmó que el alimento y la asistencia técnica de Salmofood cumplieron un importante rol. “había una muy buena palatabilidad de los peces y nunca tuvimos problemas de apetencia. Con Salmofood planificamos una alimentación con dietas de acuerdo con el momento de los peces y así les entregamos un producto reforzado, cuando pasaban por periodos más débiles. Creemos que eso fue crucial para tener un ambiente de cultivo sin estrés”, concluyó el asistente de centro.