Recientemente, el sitio web www.marcosgodoy.com, publicó el artículo “Hiperplasia branquial asociada a infección por Flavobacterium sp. y condiciones ambientales desfavorables, en Salmón del Atlántico (Salmo salar): histopatología”, donde se define lo que es hiperplasia (incremento del número de células de un órgano o tejido que, en general, determina un aumento de la masa de los mismos) y se expresa que “es frecuente observar una reacción hiperplásica del epitelio branquial expuestos a agentes infecciosos como bacterias pertenecientes al género Flavobacterium sp. y no infecciosos como condiciones desfavorables de calidad de agua o ambos.

Asimismo, en el documento se asevera que “la respuesta de una célula a un incremento de la demanda funcional es al aumento de tamaño del tejido u órgano, a través del incremento del tamaño celular sin replicación celular (hipertrofia), incremento del número de células por división (hiperplasia) o una combinación de estas. Los estímulos asociados a la hiperplasia e hipertrofia en general son muy similares y en muchos casos idénticos, de hecho, la hiperplasia e hipertrofia manera generalmente coexisten. Un componente importante de la hiperplasia es la disminución de del número de células por apoptosis (Cross, 2018)”.

Se puede destacar que entre las causas asociadas a hiperplasia branquial se encuentran la exposición a condiciones medioambientales desfavorables e infecciones por patógenos oportunistas como bacterias pertenecientes al género Flavobacterium sp.

Finalmente, en la publicación se apunta que “los peces afectados presentan hiperplasia e hipertrofia de las células epiteliales y células mucosas, asociada de fusión de las lamelas, filamentos branquiales e infiltración de células inflamatorias. De forma variable es posible observar la presencia de bacterias filamentosas adheridas a la superficie del epitelio, consistentes con el género Flavobacterium sp.”.

Lea acá la publicación en forma íntegra.