English (EN)

Fishermen cultivate Japanese oysters thanks to Corfo Project

Four artisanal fishermen organizations in the Coquimbo Region have completed their participation in the “Technology Diffusion Program for Japanese oyster cultivation (Crassostrea gigas) in Amerb,” a Corfo financed initiative. There are now about one-hundred thousand oysters ready for sale to restaurants and the general public.

This initiative sought to spread cultivation techniques and install facilities in the Coquimbo region to grow Japanese oysters on long-line systems within four Benthic Resource Management Areas (Amerbs). The closing ceremony was held at the Northern Catholic University branch in Tongoy, the university was a key member of this project.

In Coquimbo, 90% of fishing resources come from artisanal fishermen and there are 80 management areas. The oyster project was part of efforts to diversify small-scale fishermen activities and add value to their products. One cultivator commented that ocean fisheries have reached their maximum extraction levels and as a group, fishermen must cultivate and diversify harvested species.

Español (ES)

Tras dieciocho meses de trabajo, cuatro organizaciones de pescadores artesanales de la Región de Coquimbo concluyeron su participación en el proyecto “Programa de Difusión Tecnológica en el cultivo de ostra japonesa (Crassostrea gigas) en Amerb para la Región de Coquimbo: consideraciones normativas y socio productivas”, iniciativa financiada por Corfo, apoyada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y ejecutada por el equipo multidisciplinario del Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo de la Universidad Católica del Norte (UCN). Ahora, cuentan con cerca de cien mil ostras japonesas de cultivo listas para ser comercializadas en forma directa a restaurantes, público directo y otros interesados.

La iniciativa que involucró a pescadores de la Cooperativa de Los Vilos Ltda., la Asociación Gremial de Pescadores de Tongoy, la Cooperativa de Los Choros y la Asociación Gremial San Pedro de Los Vilos, buscó difundir la normativa de las actividades de acuicultura de especies exóticas en áreas de manejo (Amerbs) e instalar capacidades y habilidades en las organizaciones de pescadores artesanales de la Región de Coquimbo, mediante la implementación de un sistema de cultivo long-line de ostra japonesa (plataformas de aprendizaje) en cuatro áreas de manejo de recursos bentónicos (AMERB) de la región de Coquimbo, con 25.000 semillas en cada Amerb y su respectiva resolución para realizar actividades de acuicultura experimental.

Acuicultura para pescadoresPILAR HAYE - UCN

En la ceremonia de cierre, realizada en Tongoy, la secretaria de investigación de la sede Coquimbo de UCN, Pilar Haye Molina, sostuvo que “es fantástico que se vinculen las Ciencias del Mar con lo social para mejorar la condición del área de manejo y que se pueda contar con las ostras que han sido cultivadas por los pescadores apoyados por el Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo. Por eso, desde la universidad, estamos muy orgullosos del equipo de trabajo y creemos que es una línea de investigación tiene que continuar, por la pasión con la que realizan su labor”.

Por su parte, Gustavo Dubó Galleguillos, subdirector regional de Corfo Coquimbo, indicó que “nos llena de orgullo que nuestra institución, junto con esta iniciativa y los pescadores artesanales, puedan hacer más productivos los espacios de maritorio, como son las áreas de manejo, no sólo para las futuras generaciones sino también para las actuales. Destacamos también el trabajo del equipo pues es muy interesante el ejercicio de aprender entre pares las técnicas de acuicultura”.

CRISTIAN SEPULVEDA - PROGRAMA AAMERBEl director del Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo, Cristian Sepúlveda Cortés, sostuvo que uno de los objetivos fue el mejorar el rendimiento de las áreas de manejo y tecnificar el oficio del pescador, lo que dialoga muy bien con las expectativas de los hijos de pescadores en las provincias de Choapa, Limarí y Elqui. “La solución no está en tierra, está en el mar y la acuicultura es una solución para disponer de proteína marina en el mercado local y nacional. Ahora el desafío es comercializar 100 mil ostras japonesas que se cultivaron y tuvieron resultados muy positivos, con sólo un 5 por ciento de mortalidad en las etapas de cultivo en las áreas de manejo”, explicó Sepúlveda.

Ostras para mercado nacional

Por su parte, Sebastián Santelices, de Ostra Bar, realizó una exposición sobre la importancia de conocer el origen de los productos del mar y las técnicas utilizadas en el cultivo de cada ostra, el reforzar la vinculación entre restaurantes y productores e invitó a las organizaciones a conversar para establecer futuras alianzas.

En este mismo sentido, Cristián López, director regional de Sernapesca de Coquimbo, apuntó que el 90% de los recursos pesqueros de la región provienen de la pesca artesanal y existen 80 áreas de manejo, “por lo que el hecho que hoy exista una claridad cierta de cultivar las área de manejo es una oportunidad de diversificación para los pescadores. Hay que seguir avanzando desde el punto de vista administrativo como comercial, especialmente por los niveles de sobrevivencia que tiene la ostra de acuicultura”.

Consultado sobre el impacto de esta iniciativa, Juan Carlos Fritis, director zonal de pesca y acuicultura de las regiones de Atacama y de Coquimbo, indicó que “es una oportunidad increíble para los pescadores de poder contar con productos con valor agregado como las ostras de cultivo para que lleguen directo a la mesa de los consumidores, para poder acortar esa cadena de comercialización. Ahora es importante que estas organizaciones que son pioneras puedan trasmitir a otras, la importancia de la acuicultura de pequeña escala”.COOP LOS CHOROS - SUBPESCA- SERNAPESCA-COOP LOS VILOS-AG TONGOY- CAP PTO TONGOY-UCN-CORFO-PROGRAMA AAMERB

Al cierre de la ceremonia, el presidente de la Asociación Gremial de Pescadores de Tongoy y uno de los pioneros del cultivo de ostión del norte, Leonardo Carvajal, fue enfático en sostener que “si no somos capaces de cultivar, vamos a tener que irnos del mar, porque ya sacamos lo que teníamos. Yo necesito que los pescadores seamos acuicultores. No podemos tener todos los huevos en una canasta y por eso, además del cultivo de ostión, tenemos que diversificarnos y en ese camino la ostra japonesa se muestra como una oportunidad”.

Durante la realización del proyecto, se realizaron degustaciones de ostras en la “Fiesta de la Aceituna” en Los Choros, en el restaurante de la Cooperativa de Los Vilos, en el Restaurante “Tres Peces” en Valparaíso y en el restaurante “Don Picha II” en Tongoy. Uno de los siguientes pasos de esta iniciativa es presentar las ostras de acuicultura en áreas de manejo en la Feria Gastronómica Espacio “Food & Service” entre el 25 y 27 de septiembre en Santiago.