Pescadores artesanales de caleta Cifuncho de Taltal (región de Antofagasta) producen erizos y macroalgas en su área de manejo en un criadero modular (hatchery) que utiliza para su producción agua de mar procedente de una minera, en este caso la planta Las Luces de la compañía Cenizas.

La iniciativa es la primera en Chile y fue inaugurada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) a través de un Fondo de Administración Pesquero (FAP), con fines acuícolas y de repoblamiento en un área de manejo local.

El proyecto fue presentado por el sindicato de buzos mariscadores y ramas similares de Caleta Cifuncho al Fondo de Administración y lleva como nombre “AcuyMin”, siendo el resultado de una alianza estratégica entre la minería, comunidades costeras y emprendedores acuícolas.

A la fecha, en el hatchery se han realizado diversos talleres de capacitación a los pescadores, con el objetivo de transferir tecnologías y conocimientos sobre el manejo y producción de recursos hidrobiológicos.

A su vez, en esta primera etapa, se inició el cultivo de microalgas de diferentes especies, de erizo rojo y de ostión del norte, así como una inducción a la esporulación para obtener plántalas de huiro palo.