Entre los días lunes 8 y sábado 27 de octubre de este año, Marine Harvest realizó el “Diplomado para Operario Calificado en Agua Dulce”, programa de formación desarrollado y ejecutado por Aquagestión.

Los módulos y contenidos más destacados del diplomado fueron: Anatomía y fisiología de salmones en agua dulce y transferencia a mar; Introducción a la calidad; Bienestar animal y estrés en peces; Etapas de producción en agua dulce; Química de agua y parámetros en agua dulce; Nutrición y alimentación en agua dulce; Normativa sanitaria y ambiental, y fiscalización en agua dulce; Tecnología de recirculación en agua dulce (RAS); Elementos de bioseguridad, uso de químicos aplicados a la piscicultura; Aplicación de tratamientos preventivos, uso de fármacos y alimentos medicados; Trazabilidad e inocuidad alimentaria; Manejo de reproductores, desove y fecundación; Screening de reproductores; Biotecnologías aplicadas en agua dulce; Vacunas y vacunación de peces en agua dulce; Esmoltificación y calidad de smolts; Estructura de costos y principales pérdidas asociadas a la producción; Estructura de costos y principales pérdidas asociadas a la producción; y Enfermedades en agua dulce.

La certificación de los alumnos se realizó en dependencias de la salmonicultora, donde asistió la gerenta de Recursos Humanos (RR.HH.), Vilma Cavieres, quien afirmó que están “muy contentos de poder brindar este importante diplomado a todos nuestros colaboradores, proceso que llevamos ejecutando desde el año 2007 a la fecha y en donde ya contamos con más del 90% de nuestro personal operativo con la especialidad de calificado”.

Más adelante, la ejecutivo dijo que una vez que aprueban esta certificación pasan a convertirse en “operarios calificados” y realizan un desarrollo de carrera, “lo cual aumenta sus competencias en las materias necesarias para desenvolverse de manera autónoma y eficiente en sus respectivas unidades”.

Por su parte, el subgerente de Producción de Agua Dulce de la compañía, César Pinto, comentó que están “orgullosos de que a nuestra gente le guste el desafío de tomar nuevamente los libros y participar de una actividad de alta exigencia con más de 100 horas de clases, con mucho contenido teórico de todo lo que ellos llevan haciendo por años de manera práctica”. A lo que añadió: “esto es un antes y un después para ellos en materia de conocimiento, habilidades y desarrollo, lo cual va directamente relacionado con los objetivos productivos de nuestra área”.