ENGLISH (EN)

Development of an underwater seaweed harvester

Seaweed Machines (SWM) is an engineering firm for the aquaculture industry. The company has worked on developing harvesting and processing equipment for seaweed, principally for gracilaria.

Their latest technological development is an underwater ROV (Remotely Operated Vehicle) harvester.

Since last year, SWM and GHT (another firm supporting the project) have been fine-tuning the system to allow for remote operation of the harvest machine. Control for the electric harvester reaches 50 meters and can replace the necessity of scuba diving.

With this technology, the company affirms, seaweed can be harvested at a more rapid rate and worker safety is increased.

ESPAÑOL (ES)

Seaweed Machines (SWM) es una empresa de ingeniería y servicios para la acuicultura que desde hace tres años ha trabajado en innovaciones para las distintas etapas (sembrado, cosecha, secado y empaquetado) del proceso productivo de algas, principalmente gracilaria. Específicamente en la cosecha, cuenta con tres tecnologías diferentes que han sido desarrolladas con apoyo de acuicultores de distintas partes de Chile y apoyado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).

La última de ellas es un cosechador submarino de algas, eléctrico y operado de forma remota o ROV (Remotely Operated Vehicle).Cosechador submarino de algas2

En mayo del año pasado, AQUA publicó una nota donde se mostraba el primer prototipo de máquina cosechadora de algas. David Sciaraffia, socio fundador de GHT, firma que trabaja en el proyecto, recuerda que en esa época lograron positivos resultados, pero se evidenciaron varios problemas en la faena de cosecha, como movilidad y rango de movimiento, ya que ese cosechador estaba físicamente anclado a la embarcación y para moverlo se debía maniobrarla, lo que puede ser difícil dependiendo de las condiciones climáticas.

“En base a esa experiencia, y a nuestro trabajo con acuicultores de las regiones de Atacama y de Los Lagos, desarrollamos un sistema que permite dejar la embarcación anclada y el ROV puede ser maniobrado desde arriba de la nave, en un radio de hasta 50 metros. De esta forma, se logra una libertad similar a lo que hacen los buzos típicamente, donde la embarcación se ancla y los buzos trabajan en el radio que les permite la manguera de aire”, explica Sciaraffia, añadiendo que su nuevo funcionamiento eléctrico, a diferencia de los sistemas hidráulicos anteriores, permiten mayor precisión. Además, la velocidad de raleo de la succión del alga y velocidad de movimiento son todos manejados desde la cubierta, con ayuda de cámaras submarinas.

“Con este proceso se aumenta la seguridad para los trabajadores, se aumenta la cantidad de alga extraída por hora y disminuyen los costos de operación, al no necesitar personal altamente especializado para su operación”, afirmó el ejecutivo de GHT, quien detalló que durante este mes el producto será presentado por uno de los representes de la compañía en la feria de alta tecnología de China (http://www.chtf.com/english/), con lo que esperan poder dar a conocer al resto del mundo los avances que están siendo desarrollados en Chile para el sector alguero.

Cosechador submarino de algas1

“Esperamos que este desarrollo ayude a modernizar la tan importante industria de las algas en Chile. Es que queremos hacer una propuesta de valor al rubro, aumentando la productividad, la estandarización de procesos, disminuir los tiempos muertos, mejorar la calidad del trabajo, aumentar la seguridad y, a futuro, incorporar la automatización en los procesos productivos acuícolas”, concluyó Sciaraffia.