El investigador principal de la RP2, del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR), y director del Laboratorio de Patología de Organismos Acuáticos y Biotecnología Acuícola de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Dr. Rubén Avendaño-Herrera, desarrolló una capacitación para la Oficina Regional de Magallanes del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), en el contexto del proyecto para la detección de tenacibaculosis.

La actividad realizada en Puerto Natales, el jueves 15 de noviembre, reunió al equipo de Sanidad de la Dirección Regional del Sernapesca. En esta oprtunidad, la capacitación se desarrolló de manera teórica-práctica a los funcionarios, lo que les permitió tener un mayor conocimiento sobre la enfermedad, su agente y fortalecer el diagnóstico presuntivo de la patalogía en condiciones de campo. Además, en la jornada se llevaron a cabo actividades de aislamiento y toma de muestras simulando condiciones de peces que sufran de tenacibaculosis en centros de cultivos marinos.

Participaron de la capacitación los médicos veterinarios Herman Mansilla, Reinaldo Vargas y Roderich Barría.

Investigadores dictan capacitación para detectar tenacibaculosis2

El Dr. Avendaño-Herrera valoró positivamente esta instancia debido a que en la mayoría de las ocasiones los casos se miran con un criterio científico y de laboratorio, pero hay información epidemiológica y antecedentes que son los funcionarios del Sernapesca y las empresas salmonicultoras, «quienes pueden aportar a desmarañar algunos aspectos críticos que favorecen la aparición de la enfermedad». Y añadió: «precisamente, la retroalimentación que ocurren en estas instancias es un paso imprescindible no solo para generar más conocimiento y buscar medidas de control y prevención sino también, para la generación de confianzas», finalizó el investigador.

El proyecto denominado «Análisis para la detección de tenacibaculosis, enfermedad emergente en salmónidos, evaluación de la condición sanitaria en terreno y asesoría técnica para el Sernapesca» tiene fecha de término el último día hábil de este año. Hasta ahora, se han capacitado dos equipos de médicos veterinarios de las regiones de Aysén y Magallanes, lo que permitirá realizar campañas de aislamiento para el diagnóstico de la tenacibaculosis en centros de cultivo en mar. Además, se ha concluido la ficha técnica de la enfermedad y un protocolo de muestreo que permitió estandarizar los procedimientos para el aislamiento de bacterias asociadas a mortalidades de salmónidos del tipo Tenacibaculum sp. e incluye una asesoría para implementar un protocolo de muestreo que considere una vigilancia permanente de los casos por parte del Sernapesca, basado en los resultados proporcionados por el laboratorio vinculado a la RP2 del Centro INCAR.

La enfermedad

La tenacibaculosis marina es una enfermedad ulcerativa producida por la bacteria filamentosa del genero Tenacibaculum, siendo uno de los más importantes para la situación chilena de Tenacibaculum dicentrarchi. Los síntomas clínicos de la infección a nivel externo han sido descritos en detalle por diferentes autores, destacándose erosiones en la superficie de los peces, particularmente hemorragias en la mandíbula y degradación de los tejidos interradiales de las aletas caudal y marginal, así como la presencia de úlceras en la piel en diferentes zonas del cuerpo.

La tenacibaculosis se ha convertido en una enfermedad emergente en nuestro país. De hecho, en julio de este año y mediante la resolución exenta N°2574, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) resolvió modificar la Lista 3 de la Clasificación de Enfermedades de Alto Riesgo, agregando la enfermedad tenacibaculosis causada por la bacteria Tenacibaculum sp. en dicha clasificación.

Esta incorporación significa que la patología fue diagnosticada en el país en una o en más zonas geográficas, provocando mortalidades variables y cuya completa epidemiología puede o no estar completamente descrita.