La Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de Los Lagos decretó restricción para el baño y actividades recreativas para el sector de playa Arena Gruesa de Ancud, en la provincia de Chiloé, tras detectarse ejemplares de fragata portuguesa.

Según consta en el reporte de dicha institución, personal de la Capitanía de Puerto de Ancud dio aviso a la Seremi de Salud de la presencia de estas especies, lo cual fue ratificado posteriormente por fiscalizadores de la autoridad sanitaria.

Por ello se emitió la resolución sanitaria Nº2266 que busca proteger la salud de la población, ya que el contacto con esta especie marina, ya sea con ejemplares vivos o muertos, puede generar dolor intenso y enrojecimiento de la piel.

Ante esto, la seremi de Salud, Scarlett Molt, reiteró el llamado a las personas a tomar medidas de prevención: “la recomendación que hacemos es a tomar todos los resguardos necesarios, sobre todo los recolectores de orilla, para que realicen sus actividades extractivas con precaución, usando elementos de protección personal para evitar la exposición y contacto con estas especies. También hacemos un llamado a la comunidad en general a no bañarse ni realizar juegos en las playas afectadas. Por ningún motivo tocar la fragata, ya que son tóxicas aunque estén muertas y si caminan en la arena deben protegerse usando ropa y zapatos para evitar el contacto”, enfatizó la autoridad.

Esta restricción se mantendrá vigente en primera instancia por 72 horas -hasta este miércoles 21 de noviembre-, periodo de tiempo en que se realiza un monitoreo constante en coordinación con la Armada para determinar si se amplía o se levanta la prohibición de acuerdo con los reportes entregados y a través de un trabajo en conjunto con el municipio, entidad que se encarga de limpiar las playas diariamente para evitar que ejemplares varados puedan provocar algún daño a la salud de la población.

Recomendaciones en caso de picadura:

La picadura de la fragata portuguesa produce dolor intenso (como una quemadura) y enrojecimiento.

Lave de inmediato con agua de mar y retire restos de tentáculos, evitando tomar contacto directo con ellos.

No aplique vinagre o agua dulce, tampoco se debe frotar o rascar la piel con arena o toallas.

Diríjase al centro de salud más cercano.