English

La semana pasada, la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado aprobó, en general, el proyecto de ley que autoriza la relocalización de concesiones de mitílidos (choritos o mejillones).

Vea >> Aseguran que proyecto de relocalizaciones impulsará el ordenamiento acuícola

Y para conocer la opinión de los productores, AQUA dialogó con la Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile), entidad que, a través de su gerenta general, Yohana González, dijo estar conforme con la tramitación que ha llevado el proyecto y con el apoyo que han encontrado en dicha comisión de la Cámara Alta, la cual manifestó su disposición a perfeccionarlo.

Para ello, enfatizó la representante de la AmiChile, “esperamos se consideren los antecedentes que hemos entregado, puesto que nuestras propuestas tienen el consenso de la mayoría de los gremios del sector mitilicultor, existiendo por supuesto algunas diferencias, principalmente con el sector semillero, sobre las cuales debemos seguir trabajando y tenemos confianza que podemos avanzar en la búsqueda y obtención de acuerdo”.

Entre el detalle de las indicaciones aparece la relacionada con las relocalizaciones. En este punto, los productores buscan mantener el carácter indefinido de todas las concesiones de mitílidos que se relocalicen en virtud de la nueva ley, tanto aquellas a las cuales se les practique un ajuste cartográfico, como a las que requieran una relocalización efectiva desde un área a otra.

A su juicio, ello es necesario para regularizar una situación que no es responsabilidad del titular, sino que mayoritariamente se debe a la inexactitud de la cartografía de la época en que fueron otorgadas.

“El proyecto contempla que una concesión relocalizada pasa de tener una duración indefinida a 25 años renovable por una vez, y nuestro sector ha señalado enfáticamente que esto no ayuda al ordenamiento territorial que busca el proyecto, puesto que este cambio generará un gran desincentivo para que un mitilicultor se relocalice, entre otras cosas, porque produce un daño patrimonial, especialmente a los pequeños productores que tienen una sola concesión y requieran relocalizarse”, subrayó la ejecutiva de la AmiChile.

En este punto, los senadores Rabindranath Quinteros, Carmen Gloria Aravena, Adriana Muñoz y Kenneth Pugh coincidieron en la observación realizada sobre el carácter indefinido de las concesiones que en la actualidad se goza, y se comprometieron a revisarla durante las próximas sesiones.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, por su parte, explicó que la propuesta de limitarlo va en la línea de coherencia con los ajustes de la actividad marítima, “bajo un principio por el que se ha ido cesando el carácter indefinido de la propiedad del mar”, y propuso como fórmula de acuerdo el que “si se trata de un ajuste cartográfico podría mantenerse indefinido, pero si corresponde al traslado, se considerará el nuevo régimen propuesto”.

Diversos gremios del sector, entre estos AmiChile, en tanto, han solicitado que se mantenga la propuesta original del proyecto en el sentido que la única restricción geográfica para relocalizarse es que esta sea dentro de las Áreas Aptas para la Acuicultura (AAA), es decir, permitiendo que se lleve a cabo dentro de una comuna o hacia otra, contemplando, eso sí, los resguardos necesarios para que centros de engorda de choritos no se trasladen a zonas semilleras o a zonas con alta densidad de cultivos.

“Considerando que la relocalización de concesiones es una herramienta para el ordenamiento territorial, esta debe ser eficaz y no restrictiva, y permitir que a través de la relocalización el mitilicultor pueda acceder a una zona que le brinde un mejor desempeño productivo, si ese fuera el caso y, adicionalmente, beneficiar con la generación de nuevos puestos de trabajo a zonas en que hoy no hay presencia de la actividad”, sostuvo Yohana González.

Colecta de semillas

En relación con las áreas de colecta de semillas, existe consenso entre los representantes gremiales que se establezcan llamados consecutivos con orden de prelación en la entrega de los permisos especiales, en los cuales los captadores históricos de las zonas semilleras actuales tengan acceso exclusivo al primero de estos llamados y que acuicultores APE (acuicultura de pequeña escala), puedan acceder a estos permisos en una segunda convocatoria.

Sin embargo, en la AmiChile consideran que se debe generar un tercer llamado, para que otros agentes, sean personas naturales o jurídicas, puedan también acceder a permisos especiales en los espacios de captación restantes de las áreas semilleras actuales, si los hubiera, o en otras áreas semilleras en que no hubieran captadores históricos, o en aquellos sectores que por incumplimiento normativo hayan caducado y/o en nuevos espacios destinados para ese efecto por la autoridad acuícola.

De esa forma –a juicio del gremio– se respeta, por una parte, el derecho de captación de agentes históricos y la libertad para ejercer una determinada actividad económica de cualquier otra persona, además de favorecer la libre competencia.

“Se debe tener presente, entonces, que la inclusión de un tercer llamado en el otorgamiento de los permisos especiales brindaría la flexibilidad para que el sector se adapte, en caso de ser necesario, al desarrollo de nuevas zonas de captación y/o tecnologías aplicables a este importante eslabón de la cadena productiva, entre otras diversas razones”, puntualizó Yohana González.

Borde costero

Más adelante, y respecto de la utilidad del proyecto, dijo creer que apunta en la dirección correcta. “No obstante, es efectivo que la mayor demanda por el uso del borde costero de los distintos actores obviamente hará compleja la armonización y compatibilización de estos, pero pensamos que el Estado debe asumir su rol en la asignación de recursos y respaldo de las actividades relevantes para la región y el país, y estamos seguros que la acuicultura es una de ellas”, concluyó la ejecutiva de la AmiChile.

Cabe recordar que este proyecto de ley de concesiones de mitílidos deberá conjugarse con las relocalizaciones de salmónidos y el emplazamiento de los caladeros de pesca.