English

Se cumplieron dos meses desde que se dio inicio al primer traslado de juveniles de congrio colorado de 35 gramos promedio deSONY DSCsde el centro de cultivo “El Panul” de Colorado Chile hasta los centros abaloneros Cultivos Abalón y Cultivos Marinos San Cristóbal, ubicados en las regiones de Coquimbo y de Atacama, respectivamente.

Lea >> [EN-ES] Colorado Chile inicia etapa de pruebas en sistemas de cultivo de abalón

Una propuesta que busca dar una alternativa productiva a la industria abalonera, mediante la prueba de engorda de congrio colorado en unidades de crecimiento de este molusco. La iniciativa, que lleva más de 60 días desde que se realizó el primer traslado de peces a uno de los centros, no ha tenido más que resultados satisfactorios en cada uno de sus hitos.

El primer paso dado, que tuvo que ver con todo el protocolo de traslado de los individuos desde un centro a otro, resultó con un de 100% se sobrevivencia de la biomasa. El procedimiento mencionado se realizó en distintas fases a ambos centros, en un curso de 45 días, con una densidad de transporte de 130k/m3, con saturación de O2 y temperatura controlada.

IMG-20181023-WA0017-225x300Un aspecto no menor es la capacidad de aclimatación de los peces a los nuevos sistemas, siendo una señal clara de esta característica, el tiempo en que los ejemplares tardaron en recibir el alimento, lo que no superó los tres días pos traslado, para todos los grupos. Asimismo, la casi nula presencia de indicadores de estrés frente a las diferencias en las condiciones lumínicas, térmicas y diseño de estanques en otros, reafirman la flexibilidad de la especie”, aseguran en Colorado Chile.

Añaden que el muestreo de los primeros grupos de peces trasladados, y los números obtenidos, superan las expectativas en cuanto a la tasa de crecimiento, arrojando como resultado entre un 40% y 50% de aumento en la biomasa mensual. Esto último escapa de lo esperado, considerando el corto período de tiempo transcurrido desde que se cambiaron los individuos a sistemas completamente distintos a los de su origen.

“El cierre de este ciclo, y los datos obtenidos en ello, continúa dando pruebas concretas acerca de la enorme potencialidad de esta especie, y por consecuencia, generando motivación entre quienes se van involucrando en este desafío. El congrio colorado no es una especie más dentro de muchas otras que pudieran eventualmente ser cultivadas a futuro, sino más bien una especie óptima para ser escalada a industria”, sostienen en Colorado.

Es que la condición de “Nativa de las costas de Chile” es un factor distintivo, y el género del cual proviene auspicia aún más las perspectivas para ser una candidata a especie productiva.