English

Casi desde los inicios de la salmonicultura, así como de la mitilicultura, sus respectivos gremios han representado los intereses de sus asociados, trabajar por ellos y relacionarse con las autoridades para avanzar en un camino normativo que permita a estas industrias seguir avanzando hacia el futuro.

En el último tiempo, y además del tema normativo, los gremios también se han ocupado de conocer los requerimientos de las comunidades y establecer puentes de relacionamiento, difundir los beneficios –tanto en lo interno como en el extranjero– de sus actividades como de sus productos y, quizás lo más importante, invertir o coordinar la Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) para lograr rubros más sustentables.

En el Día de la Acuicultura, tanto la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) como la Asociación de Mitilicultores de Chile A.G. (AmiChile) quisieron compartir con AQUA sus respectivas visiones de las actividades cultivadoras que lideran.

Vea >> Anuncian celebración del Día de la Acuicultura

– Arturo Clément, presidente de SalmonChile: “Desafío permanente de desarrollar esta actividad con una mirada integradora y sustentable”

A su juicio, ¿cuáles son los principales aportes que ha realizado la salmonicultora al país y zonas donde se desarrolla?

La industria del salmón chilena es la actividad económica más relevante para la zona sur-austral y una de las más importantes a nivel nacional; sin duda, eso ya es un tremendo aporte. Asimismo, el desarrollo de la acuicultura es clave para la alimentación mundial. Para el 2050, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) estima 9.000 millones de habitantes en el mundo y para el 2030, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) calcula la necesidad de 37 millones de toneladas adicionales de productos del mar. La acuicultura responsable representa la única vía para suplir la escasez y en Chile tenemos una tremenda oportunidad de abastecer de salmón y de otros productos al mundo.

Desde Chile abastecemos a más de 110 mercados internacionales, más de 30 millones de personas consumen salmón chileno todos los días, bajo las más exigentes certificaciones internacionales de calidad, con énfasis en la seguridad y la salud ocupacional, la inocuidad alimentaria y el medio ambiente, con el fin de entregar un producto sustentable y reconocido como uno de los alimentos más saludables y nutritivos para la salud humana. De esta forma, el clúster del sector es amplio dado la gran cantidad de necesidades y logísticas para su producción; sin duda, es un aporte en materia científica, de innovación y desarrollo, entre otras áreas.

¿Cuáles son los alcances nacionales de la salmonicultura?

En Chile, la industria del salmón está presente en las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes, generando más de 61.000 empleos directos e indirectos, de los cuales el 30% corresponde a mano de obra femenina y el 40% a jóvenes. Gracias a la industria, existen más de 4.000 pymes (pequeñas y medianas empresas) creadas en torno a la industria. El sector representa el 6% de las exportaciones del país, el 84% de las exportaciones de productos del mar y el 36% de las exportaciones de alimentos, entre otros importantes datos.

Estos números reflejan la relevancia que tenemos y que, obviamente, el sector ha significado un aporte en lo económico y social a Chile, sobre todo al sur.

Pero hoy no estamos tranquilos solo con eso, sino que todo lo contrario, nos movilizamos día a día para que este aporte vaya en beneficio directo de las comunidades; por eso hoy trabajamos en distintos proyectos sociales, ambientales, de I+D+i, de marketing y difusión, entre otros, con el desafío permanente de desarrollar esta actividad con una mirada integradora y sustentable; visión que hoy la industria está asimilando de mejor manera.

– Yohana González, gerente general de AmiChile: “Sintámonos orgullosos de ser parte de una actividad”

¿Qué mensaje le daría, en su día, a los acuicultores chilenos y especialmente a quienes laboran en la industria mitilicultora?

Que nos sintamos orgullosos de ser parte de una actividad productiva que representa lo mejor de los mariscos chilenos y forma parte de la identidad cultural de la región de Los Lagos, por lo que debe ser motivo de orgullo para sus habitantes y en especial para quienes se dedican a cultivar y procesar este súper alimento: los mitilicultores, a quienes felicitamos por su esfuerzo y dedicación por hacer de esta actividad un sector que avanza hacia los más altos estándares de calidad y sustentabilidad.

¿Cuál es la importancia económica y social que tiene hoy la mitilicultura en el sur del país, sobre todo en la región de Los Lagos? ¿Cuáles son los grandes aportes del sector?

El cultivo de choritos, o mejillón chileno, ha experimentado un crecimiento de tipo exponencial en los últimos quince años, permitiéndole situarse hoy como la segunda actividad acuícola del país, el segundo productor mundial y el primer exportador mundial de choritos congelados, con envíos a los mercados internacionales de alrededor de 80.000 toneladas de producto por un valor de US$210 millones.

La mitilicultura genera alrededor de 12.000 empleos directos y 5.000 indirectos en la región de Los Lagos, donde la mayoría de los puestos de trabajo corresponden a las plantas de proceso, los cuales son en un alto porcentaje para mujeres, lo que posiciona al sector como una importante fuente de empleo y progreso; por lo que está comprometida con el bienestar de las comunidades donde están presentes industriales y productores.