La necesidad de actualizar el marco regulatorio que rigen las condiciones básicas de seguridad en el almacenamiento de sustancias y residuos peligrosos, de manera de evitar riesgos en la salud de la población y trabajadores, obligó a que se modificara la ley en septiembre de 2016.  Si bien es cierto se dio un plazo de dos a cinco años para ajustarse a las exigencias establecidas por el Decreto Supremo N°43 y el Decreto Supremo N°148, hoy en Chile se requieren productos, servicios y competencias que ayuden a las empresas a producir con un mayor nivel de eficiencia y seguridad, que a su vez evite multas y sanciones cursadas por la Superintendencia del Medio Ambiente.

Así como sustancias explosivas, gases, líquidos y sólidos inflamables, sustancias radioactivas y corrosivas, entre muchas otras, significan un riesgo para la salud o el bienestar de los seres humanos y animales, también lo son las condiciones sanitarias y de seguridad de las distintas formas de eliminación de residuos peligrosos.

Aquí las bodegas modulares http://www.arrigoniambiental.cl/productos-m-aga/bodegas-suspel-respel de estructura más sólida, resistente al fuego, con techo, ventilación, válvula de despiche, entre otras características; los pallets antiderrames http://www.arrigoniambiental.cl/productos-m-aga/pallets-antiderrame y las jaulas de gases http://www.arrigoniambiental.cl/productos-m-aga/jaula-de-gases>, se vuelven indispensables.

Justamente pensando en aquello y la importancia del cuidado del planeta, Arrigoni Gestión Ambiental (AGA), del Grupo Arrigoni, provee al mercado de estos productos bajo la marca M-AGA, pero no solo eso, sino también servicios, capacitaciones y software de administración para la gestión y almacenaje de sustancias y residuos peligrosos, enfocados en que sus clientes cumplan con las normativas vigentes.

“El diseño de nuestros productos es inteligente, lo que les permite adaptarse a cualquier terreno y clima, y por supuesto, al presupuesto del cliente a lo largo de Chile. Todos los productos están estandarizados y diseñados conforme a la legislación vigente, pero son totalmente ajustables en cuanto a sus dimensiones, capacidad, sistemas de cierre”, asegura el gerente general de AGA, Gianfranco Arrigoni.

Un dato no menor detallado en la ley es que todo el personal asociado al trabajo con sustancias y residuos peligrosos debe ser capacitado al menos una vez al año, por personal debidamente calificado. “Nuestra empresa ha desarrollado un completo programa de capacitaciones para los trabajadores de nuestros clientes, con todos los cursos y talleres de formación necesarios para cumplir a cabalidad con las exigencias legales vigentes y mejorar el desempeño y productividad del personal a cargo”, expresó la gerenta de Desarrollo de Proyectos de Arrigoni Gestión Ambiental, Sofía Arrigoni.

Es así como la tercera generación del Grupo Arrigoni avanza en el desarrollo sustentable de la industria manufacturera en Chile y no se queda allí, porque en la actualidad se siguen potenciando y desarrollando nuevas ideas y productos relacionados con la gestión ambiental, añadió la ejecutiva.