English

AquaMaof Aquaculture Technologies Ltd., que es uno de los líderes mundiales en sistemas de recirculación acuícola (RAS, por su sigla en inglés) y proyectos “llave en mano”, confirmó que en una ceremonia celebrada el pasado jueves 18 de octubre, en presencia del gobernador de la región de Vologda (Rusia), Oleg Kurshinikov, se firmó un contrato entre la compañía y un grupo de inversionistas locales, para el diseño y construcción de una planta RAS que producirá 2.500 toneladas de salmón Atlántico (Salmo salar).

La construcción del centro de cultivo en tierra, cuyo costo alcanza los EUR$25 millones (US$28,3 millones al tipo de cambio actual), se espera que esté terminada a fines de 2019, fecha en la que ingresarían las primeras ovas.

El director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de AquaMaof, David Hazut, expresó que se sienten “sumamente honrados de ser seleccionados por un grupo de inversionistas locales, después de un proceso de evaluación exhaustivo, que analizó cuidadosamente varias tecnologías RAS disponibles”. Y añadió: “nos sentimos muy orgullosos de apoyar a nuestros clientes en su misión de ofrecer salmón fresco, saludable y de producción local a la población rusa, que hoy consume principalmente pescado importado congelado”.

Por su parte, Alexander Churkin, quien es uno de los inversionistas del proyecto, expresó que están “entusiasmados de embarcarnos en este proyecto único y del cual confiamos en su éxito. Hemos reconocido la inmensa necesidad de pescado de alta calidad de producción local, libre de antibióticos y otras sustancias. A través de un meticuloso proceso de diligencia, examinamos varias empresas que pueden proporcionar un proyecto RAS llave en mano para el cultivo de salmón y elegimos a AquaMaof por su amplia y probada experiencia en proyectos similares. Estoy seguro de que tendremos una cooperación constructiva y fructífera”, aseguró.

Las nuevas instalaciones incluirán áreas de incubación, viveros y fases que permitirán el crecimiento completo de los peces, así como zonas de gestión y operaciones. En este contexto, tanto la firma desarrolladora como los inversionistas subrayaron que la tecnología de descarga mínima de líquidos (MLD, por su sigla en inglés) de AquaMaof utiliza técnicas patentadas de reutilización de agua.

En el núcleo de la tecnología RAS de la compañía también está el consumo eficiente de energía, que reduce los costos de producción. Además, no hay antibióticos ni productos químicos en el proceso, lo que permite elaborar alimentos naturales y saludables.

La bioseguridad, a su vez, es primordial, y el control ambiental completo garantiza que los peces se cultiven en un entorno que promueva su mayor estado de salud y bienestar. Con un diseño y construcción robustos, la instalación requiere un mantenimiento mínimo, mientras que los modos de alimentación optimizados y el sistema avanzado de gestión de alimentación permiten la reducción de la relación de conversión de alimento (FCR) y los costos operativos, puntualizó AquaMaof en una nota enviada a los inversionistas.

“Apoyaremos a nuestros clientes durante todo el proceso, trabajando estrechamente con ellos para brindar asesoramiento sobre nutrición, almacenamiento, parámetros de producción y mantenimiento del sistema. También capacitaremos a su personal para garantizar la total independencia en las operaciones en curso. Este apoyo continuará mucho después de que las instalaciones estén en funcionamiento, para garantizar que las instalaciones no solo produzcan pescado sano y sabroso de alta calidad, sino que también tengan éxito financiero y permitan un rápido retorno de la rentabilidad para los inversionistas”, concluyó Hazut.