English

El académico de la Escuela de Ciencias Veterinarias de Noruega (Norwegian School of Veterinary Science) Dr. Tor Einar Horsberg es uno de los mayores especialistas en piojo de mar o sea lice. En noviembre pasado formó parte del Comité Científico de la Conferencia Internacional Sea Lice 2018 –organizada por Intesal de SalmonChile, INCAR, la Universidad Austral de Chile (UACh) y la Universidad de Magallanes– y que se realizó en Punta Arenas (región de Magallanes), tribuna desde la cual destacó la necesidad de que los productores de salmónidos aborden el tema considerando siempre una inteligente rotación de tratamientos, incluyendo alternativas químicas y no químicas.

En conversaciones con Medios AQUA, el experto en farmacología insistió en que la industria no debe seguir basando sus tratamientos contra el piojo de mar Tor Einar Horsberg2en los fármacos disponibles, o incluso en nuevas moléculas que puedan aparecer, sino que se debe combinar estas opciones con métodos mecánicos. Si bien algunas de estas terapias han presentado algunos riesgos (como los tratamientos térmicos), sostuvo que se ha mejorado bastante y que es momento de apostar por ellas y seguir avanzando para contar con una amplia batería de posibilidades.

Por lo que pudo ver en su reciente visita a Chile, ¿cómo cree que se está abordando en el país el control del piojo de mar?

Chile ha tenido altos y bajos. Desafortunadamente, desde mi punto de vista, se ha apreciado cierto relajo debido a los buenos resultados que estaba mostrando azametifos. Cómo funcionaba, no se buscó mucho más, pero ahora se están viendo algunas consecuencias. Es como volver a lo mismo; a lo que sucede cuando basas todo tu esfuerzo en un solo producto. Ese no es el futuro. El futuro está en combinar distintos tipos de tratamientos, químicos y no químicos, integrándolos de manera inteligente, evitando abusar de una sola opción.

En Noruega están avanzando bastante en métodos no farmacológicos para combatir el piojo de mar, ¿confía en estas soluciones?

Sí, claro. La mayoría de los productores en la costa oeste del país usan tratamiento con agua caliente, además de los métodos mecánicos y la utilización de agua dulce. Hay varias opciones, pero estamos, de igual forma, un tanto preocupados porque si es que estos métodos terminan siendo usados de la forma como ha ocurrido con los químicos y no son constantemente rotados, no vamos a andar bien. Tenemos que tomar consciencia de que estos métodos también requieren rotación. Tenemos miedo de que, en poco tiempo más, si no se alternan correctamente, pueda pasar lo mismo que los métodos químicos, donde no hay más de cinco o seis alternativas.

En cuanto a los métodos alternativos, hemos visto que los tratamientos con agua caliente están llamando la atención. ¿Pueden ser peligrosos para los peces?

Puede haber situaciones, pero la verdad es que se está mejorando bastante en su aplicación. Las mortalidades inaceptables que ocurrieron en las primeras etapas han disminuido y muchos productores están aprendiendo a usar estos productos de manera segura.

Además de los métodos mecánicos, ¿cómo aprecia el uso de peces limpiadores en Noruega?

Se están usando más que antes, aunque ya no provienen de captura, sino que la industria se ha enfocado más en el cultivo de estas especies en instalaciones especiales para tener así un stock constante. Además, se han diversificado los peces que se usan para estos efectos. Ya no es solo el wrasse. Los últimos años se han utilizado bastante los lumpfish, que tienen un buen despeño en los centros ubicados más al norte en Noruega, donde el agua es más fría. Pero sí, siempre se utilizan.

Por lo que entendemos, en Noruega se han estado limitando los tratamientos vía baño en las jaulas con lonas cerradas y se está apostando por los baños en wellboats. ¿Qué le parece esta opción?

Está muy bien. La aplicación de químicos suele tener mejores resultados a través de esta vía que si se hace en las jaulas. En el caso del peróxido de hidrógeno, por ejemplo, la aplicación en wellboats es quizás la mejor forma de utilizarlo; hay otras también, pero esta es la mejor.