English

La Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar), con la colaboración del Centro Tecnológico de la Acuicultura (CTAqua), llevará a cabo un estudio sobre la posible incidencia de los microplásticos en los peces de cultivo en el marco del proyecto “Acuiplas-Acuicultura responsable: Microplásticos”, que se desarrollará a lo largo de este año 2019.

Los microplásticos son partículas con un tamaño inferior a 5 mm de materiales como polietileno (PE), polipropileno (PP) o poliestireno (PET). Son elementos que no resultan eliminados por los sistemas de filtración de aguas residuales urbanas y acaban en ríos y océanos. Estos microplásticos pueden ser ingeridos por los animales y pasar a formar parte de la cadena alimenticia humana. Por el momento, no hay evidencias científicas de que los microplásticos representen un riesgo para la salud humana, pero la preocupación en la sociedad es creciente. De hecho, la palabra microplásticos ha sido recientemente elegida palabra del año en España para la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

Lea >> [EN-ES] Plásticos, otro de los temas más comentados del 2018

Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) en 2016 recopilaba datos de presencia de microplásticos en unas 800 especies de moluscos, crustáceos y peces. La mayoría de las partículas queda alojada en el aparato digestivo de los animales, parte que comúnmente es desechada a la hora de ser preparados para su consumo humano.

“Apromar, que está comprometida con los consumidores y con el medio ambiente, quiere dar respuesta a esta preocupación social. Es así como en este proyecto se identificará la problemática asociada a la contaminación por microplásticos, se realizará una evaluación de la presencia de residuos plásticos en productos de la acuicultura y se identificarán una serie de medidas estratégicas para su aplicación en el sector de la acuicultura en España”, explicó el gremio, precisando que la evaluación de la posible presencia de residuos se llevará a cabo en cinco comunidades autónomas (Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Canarias). En detalle, se analizarán tres especies (lubina, dorada y rodaballo) poniendo el foco en la parte consumible del pescado.

Además, se analizarán muestras de agua procedentes de la concesión administrativa de tres tipos de centros acuícolas en Andalucía, Murcia y Canarias. El análisis de las muestras se realizará con espectroscopia FTIR.

Por otro lado, Apromar, con la colaboración del clúster Acuiplus, también llevará a cabo el proyecto denominado “AquaHub – Fortalecimiento del trabajo en red del sector de la acuicultura marina española en el marco del crecimiento azul, como estrategia de competitividad y sostenibilidad”. El objetivo es constituir una red de expertos que evaluarán la situación actual, establecerán líneas de desarrollo, promoverán proyectos de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) e implicarán a la cadena de valor del sector de la acuicultura española.

El 14 de diciembre de 2018 fue publicada en la página web de la Fundación Biodiversidad la resolución de la Convocatoria Pleamar 2018, donde se indica que Apromar ha sido seleccionado como beneficiaria de estos dos proyectos.