English

Tras 19 días de “huelga ilegal” –como calificaron desde la gerencia de Salmofood, argumentando que no existe en la legislación chilena el concepto “brazos caídos”-, trabajadores de la productora de alimentos para salmonicultura iniciaron ahora la paralización legal. El proceso comenzó con la presentación del proyecto de contrato colectivo por parte del sindicato, siguió con la respuesta del empleador, reuniones entre las partes, la entrega de la última oferta por parte de la empresa y la actuación de buenos oficios de la Dirección del Trabajo (DT).

Lea >> [EN-ES] Sindicatos de Salmofood y Vitapro en negociación colectiva

“Lamentamos que, por primera vez en un cuarto de siglo de existencia, enfrentemos una huelga. No logramos que los representantes del Sindicato Ernesto Díaz comprendieran que hablamos con total transparencia cuando decimos que la última oferta que presentamos está al límite máximo de las posibilidades de la compañía. Ya hemos enfrentado 19 días de huelga ilegal, porque eso es en realidad aquello a lo que eufemísticamente se le denomina ‘brazos caídos’. Ahora continuaremos sufriendo los perjuicios económicos propios de toda paralización”, expresó el gerente general de Salmofood S.A., Ian Lozano, luego del término, sin resultados, de la actuación de buenos oficios que encabezó la DT.

De acuerdo con lo aseverado por el ejecutivo, la compañía ha enfrentado paso a paso el proceso que comenzó con la presentación del proyecto de contrato colectivo por parte de sus sindicatos –con uno se llegó a acuerdo-; al cual dio respuesta.

Luego vino la ronda de reuniones entre las partes; la entrega de la última oferta por parte de la compañía; y la citada actuación de buenos oficios de la Dirección del Trabajo. En señal de buena voluntad, durante este periodo no descontó los días no trabajados por sus colaboradores hasta el 27 de diciembre, a pesar de los perjuicios que estaba enfrentando por la paralización ilegal de sus faenas.

“Hemos sostenido en todo momento que lo ofrecido formalmente al Sindicato Ernesto Díaz, como asimismo toda la gama de beneficios que se mantienen, se encuentra por sobre la media de la región y lo cierto es que no podemos ir más allá de esto, porque estaríamos afectando nuestra competitividad. Somos actualmente la cuarta empresa más importante del sector en la región, pero una mala decisión hoy puede hipotecar esta posición hacia el futuro, afectando a los mismos trabajadores: no podemos otorgar más de lo que la empresa puede efectivamente entregar”, reiteró Lozano.

El gerente de Salmofood añadió que intentaron “por todos los medios que la permanente relación de confianza entre las partes, que caracterizó a la compañía desde 1993, hasta ahora se mantenga, pero lamentablemente esta vez ello solo fue posible con el Sindicato 2, con el cual se firmó acuerdo el día jueves 3 de enero”.

Vea >> Salmofood finaliza satisfactoriamente proceso de negociación colectiva con uno de sus dos sindicatos

“Estos procesos causan diariamente perjuicios económicos a la compañía y, además, estamos conscientes de que producen un daño a la reputación que hemos construido junto con nuestros trabajadores”, concluyó Lozano.

Detalles de la última oferta

El detalle de la última oferta de la compañía a los representantes del Sindicato Ernesto Díaz contempla, además del reajuste semestral de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el incremento real de los sueldos base en dos oportunidades: 1 de enero de 2019 y 1 de enero 2020, en rangos que van entre el 12% y 18% por año en las remuneraciones hasta $500.000, lo que implica un 36% de crecimiento en los sueldos menores que paga –sin contabilizar reajuste semestral de IPC-.

En el caso de los sueldos de hasta $700.000, estos se incrementan según la propuesta entre 6% y 8%, por año –sin contabilizar reajuste semestral de IPC-.

Mientras que en el caso de los sueldos de hasta $1.300.000, la propuesta establece un incremento entre 2,8% y 4,2%, por año –sin contabilizar reajuste semestral de IPC-.

Bonos

En cuanto al bono de productividad del personal de planta de proceso de las áreas evaluadas, la propuesta establece un incremento de 20% en la base de cálculo por semestre, para los sueldos brutos inferiores a $1.300.000.

“En este punto es importante señalar que, al aumentarse los sueldos de acuerdo con lo establecido en la propuesta, como asimismo las variables de horas extras y el bono de productividad semestral, el bono anual que se calcula sobre dos sueldos brutos anuales como tope, se incrementará de manera natural”, asegura la gerencia, añadiendo que el bono nocturno, en tanto, crece en 400% por turno efectivo entre 0 y 8 horas.

“Todo esto hace que, en los hechos, la suma de bonos anuales alcance los dos sueldos brutos más 1,2 sueldos base”, complementa.

Otros beneficios

De acuerdo con la propuesta, se crea además un Fondo de Retiro Voluntario que establece la posibilidad de salida de la empresa de hasta tres personas al año, con el 100% de los años de servicios. También se mejora el Fondo de Capacitación, incrementándolo en 25% para la realización de cursos en coordinación con el sindicato, cerró la gerencia de Salmofood.