English

Se espera que dos de las compañías de productos del mar más grandes de Japón, Maruha Nichiro y Nippon Suisan Kaisha, o Nissui, comiencen los envíos comerciales de peces cultivados en instalaciones terrestres en Japón, informó Nikkei en una nota que citada por SalmonBusiness.

Maruha Nichiro produce una variedad de salmones conocidos localmente como “sakuramasu”. La firma desarrolló el sistema con el fabricante de válvulas Kitz y espera enviar su primer lote pronto.

El presidente de Maruha, Shigeru Ito, dijo a la citada agencia nipona que pretenden comercializar el pescado como “un producto japonés en un país que depende de las importaciones para el 90% de su consumo de salmón”.

“El pescado de la nueva ola de centros terrestres en Japón se venderá a precios unitarios altos porque se puede despachar vivo”, dijo por su parte el presidente de Nissui, Akiyo Matono, añadiendo que “queremos sacar provecho de esto adelantándonos a nuestros rivales tanto como sea posible, aunque sea por un año o dos”.

Es que las nuevas tecnologías y las revisiones legales hacen que el cultivo de especies hidrobiológicas sea más atractivo. Por ejemplo, FRD Japón, una filial de Mitsui especializada en la acuicultura en tierra, planea producir 1.500 toneladas de salmón al año.

En diciembre pasado, el parlamento japonés aprobó una nueva normativa sectorial, con el objetivo de alentar a más compañías a ingresar al negocio acuícola cambiando el sistema de derechos de pesca. Sin embargo, la nueva ley aún no ha sido emitida.

*Fuente de la foto destacada: FRD.