El primer período de extracción del jurel artesanal en las regiones del Biobío y Ñuble, recurso pelágico que se encuentra en plena explotación, se cerró con un desembarque preliminar de 8.655 toneladas (t), respecto de las 7.790 t autorizadas para el lapso enero-septiembre.

La directora regional (s) del Sernapesca Biobío, Liz Zamora, explicó que “el exceso de captura sobrepasó el saldo del segundo periodo octubre-diciembre (410 t) de acuerdo a lo establecido en la normativa pesquera vigente, por lo cual se cerró la temporada de jurel correspondiente al año 2019”.

jurel 3

En la extracción de jurel artesanal participaron 112 embarcaciones, el 90% de estas naves mayores a 12 metros de eslora, y realizaron 244 desembarques en diez días de operación. Las caletas: Lo Rojas de Coronel, Lota Bajo de Lota y San Vicente de Talcahuano, son las que más desembarques registraron.

El jurel extraído por el sector artesanal se destina mayoritariamente a plantas de proceso para la elaboración de harina de pescado, la que es exportada principalmente a los mercados de China, Japón y Taiwán, entre otros, como así también es utilizada en el mercado nacional como materia prima para la elaboración de alimento para peces, entre otros productos.

jurel y caballa

Sernapesca destacó, además, que la flota artesanal que operó en estas dos semanas se encuentra utilizando el sistema de trazabilidad, implementado por la institución fiscalizadora para apoyar la sustentabilidad y competitividad del sector. “Un 95% de la flota artesanal realizó sus declaraciones por el Sistema de Trazabilidad, una aplicación electrónica que permite contar con la información completa y en tiempo real del movimiento de los recursos y productos, desde que son desembarcados hasta que llegan al consumidor en el mercado nacional o internacional”, puntualizó Liz Zamora.

De igual manera, desde la institución llamaron a las plantas que se abastecen de pesca artesanal a exigir a sus proveedores respetar la normativa vigente, y no incurrir en incumplimientos. Para esto, “Sernapesca capacita a sus usuarios constantemente en la implementación de nuevos sistemas y a requerimiento de las distintas organizaciones”, concluyó la representante del ente fiscalizador.