Una auditoría de inventario inicial a la mercancía que transporta y una revisión física al buque biblioteca “Logos Hope”, realizaron fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas (SNA). El trabajo permite que los libros ingresen a Chile con una admisión temporal y que la comunidad los adquiera con mayor facilidad.

El director regional del SNA Antofagasta, Laureano Soto Vega, explicó que en virtud al rol institucional de facilitación y control del comercio internacional se aplicó una estrategia especial: “los libros, juguetes y demás artículos que vende el barco son mercancía importada y como tal se rigen por las normas chilenas, por lo tanto, lo que hicimos fue levantar un inventario inicial en su ingreso a Chile y posteriormente se realizará la misma acción antes de salir del país. Con esto evitamos cualquier evasión y permitimos que la comunidad acceda con mayor facilidad a las compras”.

La labor aduanera consideró reuniones previas con otros servicios públicos y también con la agencia naviera a cargo de la estadía del buque, dado que la nave permanecerá durante tres meses en Chile, específicamente en los puertos de Antofagasta (región de Antofagasta), Valparaíso (región de Valparaíso), Talcahuano (región del Biobío) y Punta Arenas (región de Magallanes y de la Antártica Chilena).

El “Logos Hope” mide 132,5 metros de eslora o largo y 21,6 metros de manga o ancho. Es la biblioteca flotante más grande del mundo y su tripulación la componen 400 voluntarios de al menos 60 países distintos, entre los cuales hay cuatro chilenos.

Karla Guzmán, coordinadora de proyecto de visita del buque en Antofagasta, destacó el trabajo realizado por el SNA “porque sin su ayuda y apoyo no podríamos estar aquí. Han sido pieza clave para que podamos estar abiertos y todas las familias puedan venir”.

Itineriario del “Logos Hope” en Chile

Antofagasta: 5 al 24 de enero.
Valparaíso: 29 de enero al 11 febrero.
Talcahuano: 12 al 28 febrero.
Punta Arenas: 6 al 15 marzo.