Los pescadores de las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso podrán ahora capturar palometa con bolinche, luego de la resolución exenta (R.E.) que acaba de dictar la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). La captura de este recurso, con el mencionado arte de pesca, era un anhelo histórico del sector artesanal.

La R.E. N°07-2019 estipula que “incorpora una nueva sección asociada a pesquerías artesanales de pequeña escala, añadiendo en ella la pesquería de vidriola, palometa, dorado o toremo (distintos nombres comunes, según la región del país), con el arte de pesca bolinche para las categorías de armador y pescador artesanal”.

Además, la medida busca reconocer una actividad con importantes tradiciones culturales desarrollada por pescadores de pequeña escala en las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso. En estas regiones, el bolinche es utilizado solo por la flota artesanal, principalmente por embarcaciones con eslora inferior a 12 metros y una limitada capacidad de bodega, a las cuales se les denomina “faluchos”, botes o bongo.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura (s), Román Zelaya, expresó: “la medida, que va en directo beneficio de los pescadores artesanales de las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso, responde a un planteamiento que surgió desde el sector y que fue respondido favorablemente”.

La vidriola, palometa, dorado o toremo (Seriola spp.) es un pez óseo de la familia Carangidae que posee hábitos pelágicos y habita en aguas templadas. Entre las regiones de Atacama y Valparaíso, la pesquería se desarrolla de manera estacional, en primavera y verano, generando importantes recursos económicos para los pescadores artesanales, quienes aprovechan esta temporada estival para la venta directa a público o restaurantes de los principales balnearios del centro-norte del país.