English

Es oficial. El programa de certificación de terceros Buenas Prácticas en Acuicultura (BAP) cerró 2018 con una nota alta, terminando el año con 2.287 instalaciones certificadas en todo el mundo.

De esas instalaciones, 1.534 son centros de cultivo, 370 plantas procesadoras, 45 son reprocesadoras, 220 son hatcheries y 118 son fábricas de alimento. Además, hay 245 centros que antes estaban certificados por BAP pero que actualmente están en cosecha. Las más de 1.500 centros representan más de 1,5 millón de toneladas de producción anualmente.

Demostrando el compromiso a largo plazo de la industria con la acuicultura responsable, el programa BAP se ha más que triplicado en tamaño en los últimos cuatro años, pasando de unas 700 instalaciones certificadas por BAP a fines de 2014 a más de 1.500 instalaciones para fines de 2016 y a 1.778 instalaciones a finales de 2017.

BAP-Map-1024x577

En cuanto al alcance geográfico, el programa BAP está cerrando 2018 con instalaciones certificadas en 33 países en seis continentes, representando a una cantidad de 29 especies (abalón, barramundi, besugo, carpa, bagre, char, almejas, cobia, cangrejo, langostino, mero, mejillones, ostras, pangasio, pomfret, pompano, drum rojo, salmón, ostiones, lubina, seriola, camarón, pargo, lubina, esturión, tilapia, trucha y rodaballo).

Además, 195 instalaciones pueden ofrecer productos BAP de cuatro estrellas, lo que significa que el producto se originó en una planta de procesamiento, centro de cultivo, piscicultura y planta de alimentos con certificación BAP. Es la designación más alta en el programa.

“El programa BAP tomó las necesidades del mercado en seguridad alimentaria, el impacto ambiental, la responsabilidad social y el bienestar animal y las aplicó en cada etapa de la cadena de valor de la acuicultura. Este enfoque de extremo a extremo, con una evaluación amplia de los riesgos, es único, pero también está respaldado por el amplio apoyo de los miembros y la defensa de GAA (Alianza Global de la Acuicultura). Cada vez más socios ven el valor de este programa en comparación con las certificaciones independientes, y esperamos continuar ayudando a hacer crecer el mercado de productos del mar de origen responsable”, dijo Andrew Mallison, director ejecutivo de la GAA, que administra el programa BAP.

BAP_graph-1024x791El año pasado, el programa BAP tuvo varias primicias, incluido el primer sistema de acuicultura de recirculación certificado por BAP y un centro de seriola, la primera compañía en ofrecer cuatro estrellas BAP de lubina y dorada del Mediterráneo, la primera empresa en ofrecer cuatro estrellas BAP en salmón rey, la primera compañía escocesa en obtener la certificación BAP (para salmón Atlántico), el primer producto alimenticio para mascotas en la etiqueta BAP, la primera compañía en ofrecer ostras BAP de cuatro estrellas, el primer centro de mejillones con certificación BAP en Europa y los primeros productos BAP (tilapia y pangasio) para ser promovido en el mercado japonés.

BAP es el programa de certificación de acuicultura de terceros más completo del mundo, con estándares que abarcan responsabilidad ambiental, responsabilidad social, seguridad alimentaria, salud y bienestar animal y trazabilidad. El programa BAP cubre toda la cadena de producción acuícola: plantas de procesamiento, centros de cultivo, pisciculturas y fábricas de alimento. Además, el programa cumple con la Global Food Safety Initiative (GFSI), Global Social Compliance Programme (GSCP) y Global Sustainable Seafood Initiative (GSSI).