Los trabajadores de la pesca industrial identificados por el uso de chalecos amarillos en las movilizaciones de las últimas dos semanas por la denominada “Ley de la Jibia”, se retiraron de la mesa instalada por el Ejecutivo.

Vea >> [EN-ES] Gobierno convoca mesa de diálogo por “Ley de la Jibia”

Los dirigentes de las organizaciones que están movilizadas fundamentalmente en la región del Biobío llegaron a La Moneda donde la autoridad sectorial dejó Ley de la Jibia_Trabajadores pesqueros deciden nuevas acciones2ingresar a ocho laborales a la cita. De estos, cuatro en representación de los sindicatos interempresa de Oficiales Capitanes, Motoristas, Tripulantes de Cerco, Tripulantes de Arrastre, Federación de Trabajadores de Plantas (FESIP) y AG PescaPyme.

Después de levantarse de la mesa, los dirigentes de dichas asociaciones, que se agrupan bajo la entidad “Embarcados de Chile”, comunicaron que:

“Al contrario de nosotros, del sector artesanal el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, dejó a doce personas sentarse a la mesa y autorizó el ingreso a la sala a un grupo de aproximadamente 25, entre ellas un alcalde de la región del Biobío.

El subsecretario nunca dijo que los trabajadores pesqueros podían ingresar con compañía, y la de los artesanales, evidentemente, ejercía presión sobre la autoridad, lo que dejaba en abierta desventaja -en número y acompañantes- a los trabajadores pesqueros.

El diálogo prácticamente era que los artesanales indicaban que el veto era compromiso, de lo contrario amenazaban con radicalizar sus posturas. La autoridad les confirmó que el veto no iba, que la ‘Ley de la Jibia’ estaba aprobada y no se hablaba absolutamente nada de los temas que tienen ingerencia en 12.500 trabajadores pesqueros de la región del Biobío y 40.000 del país.

Claramente la ‘Ley de la Jibia’ no deja conforme al sector industrial y perjudica enormemente, dejando sin trabajo, de inmediato, a 150 familias al paralizar los siete barcos en que trabajan 150 hombres; esto además de las familias que se verán perjudicadas en actividades que se desarrollan a partir de esa captura.

Nuevamente el gobierno hace mal las cosas y trata de perjudicar al sector de trabajadores formales, que se han ganado sus contratos colectivos, sus pagos previsionales con décadas de trabajo sindical.

Informaremos a las bases que esta mesa no era la instancia correcta para poder canalizar los intereses del sector: plataforma social con mitigación real e inmediata que la ‘Ley de la Jibia’ y otras leyes provocará. Las acciones a seguir se decidirán esta misma semana en debate con las bases”.

Relacionado >> Gremio de plantas procesadoras entrega su postura ante “Ley de la Jibia”