(GreenBiz) Google anunció esta semana un acuerdo con el gobierno chino para la construcción de un proyecto solar de 10 megavatios de potencia en Taiwán. Más allá de que es un proyecto de menor envergadura, respecto a anteriores de la compañía, es muy significativo por su impacto.

La granja solar taiwanesa, en la ciudad de Tainan, es notable porque se planificó con especial atención a la comunidad local. Los 40.000 paneles que serán instalados por los desarrolladores locales, Diode y New Green Power, en realidad se colocarán sobre los estanques de acuicultura comercial.

“Esta configuración maximizará la eficiencia del uso de la tierra (importante en una región densamente poblada), respetará la ecología local (los peces y los paneles solares pueden coexistir pacíficamente) y generarán beneficios económicos locales (la comunidad acuícola-pesquera será compensada por alojar paneles solares en sus estanques)”, afirmó Marsden Hanna, líder senior de energía e infraestructura de compañía, sobre el proyecto.

Esta noticia se conoce, justamente, en un mes en que la compañía comunicó la construcción dos grandes parques solares en Hollywood, Alabama y Yum Yum, Tennessee, Estados Unidos.

La capacidad combinada de estos dos parques será de 413 megawatt de potencia, desde 1,6 millones de paneles. Son los proyectos solares más grandes de la compañía hasta la fecha, y entre las mayores inversiones en energías renovables.

Google estima que alrededor del 72% del uso de electricidad de su centro de datos en los dos estados se corresponderá con fuentes sin carbono. “La energía limpia tiene sentido en cualquier parte”, subrayó el jefe de desarrollo del mercado energético de Google, Michael Terrell.