Una biomasa de 10 a 12 toneladas fue la que calculó el equipo de la Dirección Regional Biobío del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en el sector Boca Sur, específicamente Caleta El Rey, en donde se constató el episodio de varazón producido el domingo (10 de febrero) a partir de las 10:00 horas, según informaron vecinos del lugar.

En el área se hallaron aproximadamente 7 kilómetros de playa con presencia de sardinas y anchovetas. En cConstatan varazón de sardinas y anchovetas en la región del Biobío (Foto Sernapesca)2uanto a su distribución: 2 kilómetros continuos y 5 kilómetros por parches; en una proporción de 77% anchovetas y 33% sardinas.

El director subrogante del Sernapesca Biobío, Iván Oyarzún, explicó: “Apenas tomamos conocimiento, acudimos al lugar que está en San Pedro de la Paz y cuando llegamos al lugar se recorrió la playa desde la desembocadura misma hacia Coronel y se evidenció una gran cantidad de peces varados en la orilla. Se trataba de sardinas y anchovetas”.

En la inspección, no se observaron sustancias u otro elemento en el borde costero que haga presumir contaminación. Se tomaron muestras para el análisis posterior en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Concepción.

Los funcionarios observaron grandes cantidades de aves alimentándose de un cardumen muy cerca de la costa, aproximadamente a 500 u 800 metros. Por observación, se determinó que los peces vararon vivos.

“No se visualizaba contaminación, no se trató de mortalidad de peces ya que venían vivos y varaban en la costa y se veía una gran cantidad de aves marinas alimentándose de un cardumen muy cercano a la orilla, a menos de un kilómetro. Recorrimos el lugar tomamos muestras y estuvimos haciendo muestreo por cuadrantes”, precisó Oyarzún.

Acerca de las posibles causas, el director regional (s) del Sernapesca manifestó que este tipo de peces es muy sensible a anomalías térmicas de la columna de agua y anomalías de disponibilidad de oxígeno, “por lo tanto, previo a los resultados de laboratorio, tendemos a pensar que se trató de fenómenos naturales”.

En medio de los ejemplares de sardinas y anchovetas, también se encontraron otras especies en una proporción menor. Llamaron la atención, de algunos vecinos, las jaibas de las cuales se tomó muestra. Sernapesca llama a la población a no consumir las especies varadas, ya que podría constituir un riesgo para la salud al no conocerse aún las causas de muerte.

Constatan varazón de sardinas y anchovetas en la región del Biobío (Foto Sernapesca)1