A través de la localización de zonas idóneas para el desarrollo de la acuicultura, en España se ha trabajado en iniciativas de planificación y ordenamiento del sector acuícola desde un punto de vista administrativo y de ocupación. Sin embargo, no se han definido protocolos normalizados para el establecimiento de la capacidad de carga de los ecosistemas que aúnen las características de los emplazamientos y las condiciones para el cultivo de las diferentes especies de interés.

El Centro Tecnológico de la Acuicultura (CTAQUA), en el marco de la convocatoria del Programa pleamar 2017, empezó a trabajar el pasado año en este reto a través del proyecto MIMECCA. «Establecimos un modelo de protocolo específico aplicable a la acuicultura marina en viveros flotantes (litoral mediterráneo), abordando los ámbitos técnico-productivo, ambiental y socioeconómico. La implementación de este protocolo permite reducir el impacto de la actividad en el medio ambiente y mejorar el entorno social y la economía local, con el fin de alcanzar una sostenibilidad a largo plazo», explica María del Mar Agraso, directora técnica de CTAQUA.

A partir de los resultados de MIMECCA, surge la necesidad de desarrollar una simulación en entornos reales de los modelos de capacidad de carga desarrollados para su aplicación en la planificación y gestión de la actividad acuícola en el arco Mediterráneo. Todo modelo debe ser corroborado con una evaluación a posteriori para su ajuste a la realidad. Por ello, desde principios de este mes, CTAQUA lidera el proyecto «MACCAM, Modelos innovadores aplicados de capacidad de carga de la acuicultura marina».

«Consideramos necesario continuar la línea de trabajo iniciada en MIMECCA, ya que este tipo de modelos predictivos son una valiosa herramienta de fácil aplicación por administraciones y productores para la planificación sostenible del sector, permitiendo establecer la capacidad de carga», subraya María del Mar Agraso.

Con un periodo de doce meses de ejecución, el Centro Tecnológico contará para el desarrollo de MACCAM con la Universidad de Alicante como socia. Estructurado en tres actividades principales, este proyecto buscará primero conocer la aplicabilidad de los modelos de capacidad de carga en distintos escenarios productivos en viveros flotantes mediterráneos mediante simulaciones prácticas de los modelos teóricos.

«Tras este proceso de análisis, se realizará un ajuste de los modelos de capacidad de carga y definición de su aplicación en políticas de planificación y gestión del sector, apoyándonos en una estrategia de validación y transferencia de resultados en colaboración con organizaciones sectoriales y agentes de interés. Para esto, llevaremos a cabo talleres de expertos y reuniones con administraciones, asociaciones, ONGs y otras asociaciones civiles contempladas como stakeholders», detalla la directora técnica de CTAQUA. Finalmente, el equipo de MACCAM realizará una importante divulgación del proyecto, sus implicaciones y resultados, con el objetivo de incrementar su alcance.

El desarrollo de herramientas para el cálculo de la capacidad de carga puede proporcionar una base de objetividad para el consenso entre la sociedad, los productores y las administraciones. En base a esto se ha planificado MACCAM, incluyendo actividades participativas que convoquen a estos tres sectores para una planificación y gestión más consensuada y robusta.

MACCAM se realiza en colaboración con la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa pleamar, cofinanciado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).