Hasta la región del Biobío llegó la directora nacional del Sernapesca, Alicia Gallardo, para reunirse con diversos actores del mundo pesquero y abordar lo que será el nuevo trabajo de fiscalización y supervisión que realizará el Servicio a la denominada pesquería pelágica de la sardina y anchoveta que comenzará en los próximos días.

IMG_20190228_100908467_3

La timonel del organismo fiscalizador explicó que «en esta primera oportunidad nos reunimos con representantes de plantas de proceso y comercializadoras que trabajan con sardinas y anchovetas, para profundizar las nuevas atribuciones que tendrá Sernapesca ahora que ya está promulgada la ley de modernización. Próximamente nos reuniremos también con pescadores y armadores de esta pesquería», precisó.

Lea >> [EN-ES] Entra en vigencia: Conozca los alcances de la ley que fortalece al Sernapesca

También destacó los «excelentes resultados» del balance de fiscalización 2018: «Con nuestra nueva estrategia de fiscalización implementada en 2018 dimos cobertura al 100% de los desembarques de la flota pelágica en Biobío, y con eso, bajamos a un 5% la declaración de fauna acompañante, una cifra histórica de acuerdo con nuestros informes estadísticos. Eso se traduce en un mejor control de la cuota de captura asignada, un indicador de disminución de pesca ilegal y por tanto, un trabajo efectivo de protección de los recursos y resguardo de la sustentabilidad de la actividad económica».

IMG_20190228_115350825_2

Temporada 2019

Para este periodo, la flota pesquera artesanal del Biobío podrá capturar un total de 216.888 toneladas de sardinas y anchovetas. «La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), mediante la resolución N°722 del 22 de febrero, estableció diez días de operación exclusiva para las embarcaciones menores de 15 metros de eslora, y posteriormente podrá partir la flota entre 15 y 18 metros. Recordemos que la zona principal de pesca es en la bahía de Concepción y el golfo de Arauco, aunque cabe también mencionar que Ñuble y Biobío fueron declaradas zonas marítimas contiguas, por lo que las cerca de 450 naves que operan sobre sardina y anchoveta podrán desplazarse en maritorio de ambas regiones», precisó Alicia Gallardo.

Por su parte, el secretario regional ministerial (seremi) de Economía del Biobío, Mauricio Gutiérrez, sostuvo que «esta es una muy buena noticia para los pescadores artesanales y para el sector pesquero industrial, pues ante la ausencia de la jibia en nuestras costas la flota podrá trabajar sobre la sardina y anchoveta, y posteriormente se activan las plantas, ya que el destino principal de estos recursos es la elaboración de harina y aceite de pescado».

Nuevas atribuciones

Desde Sernapesca recordaron a los armadores artesanales, comercializadores y plantas procesadoras que ya comenzó a regir la nueva ley de modernización y fortalecimiento del Servicio, lo que implica algunas modificaciones. Al respecto, la directora nacional especificó: «Este año la entidad certificadora Intertek ampliará su cobertura hacia la flota denominada menor, cubriendo así la certificación de los desembarques de toda la flota cerquera artesanal e industrial en Biobío. Sernapesca, en tanto, realizará las labores de fiscalización y supervisión, con las atribuciones nuevas que nos otorga la ley».

IMG_20190228_124842978_2

Alicia Gallardo fue enfática en mencionar que la certificación es obligatoria y necesaria para la correcta obtención de la Acreditación de Origen Legal (AOL) de los recursos: «Con la ley de modernización de Sernapesca podrán ser infraccionados también otros eslabones de la cadena productiva de la actividad pesquera, como son la comercialización y procesamiento de recursos sin AOL, así que el llamado es a conocer la normativa, respetarla y realizar la actividad de manera sustentable».

A su vez, se informó que el sistema de trazabilidad del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) es la herramienta informática válida para ingresar las declaraciones de desembarque, movimientos y procesos. El 98% de la flota pesquera artesanal ya utiliza el sistema, por lo que desde el ente fiscalizador llamaron al 2% restante «a sumarse a esta herramienta digital de fácil uso».