El Centro General de Padres y Apoderados y el equipo directivo del Liceo Filidor Gaete Monsalve de Llico (región del Biobío) se adjudicaron, por un monto de $4.000.000, el IMG_5636-768x1152proyecto titulado “Aprender haciendo: Educando para la sustentabilidad y la valoración del patrimonio local en el Liceo de Llico con producción sostenible de alimentos”.

La iniciativa considera la implementación de un taller de huerto escolar y un sistema de acuiponía articulado pedagógicamente con el currículo tradicional en las asignaturas de ciencias, historia y ciencias sociales, y de la especialidad de acuicultura, con la finalidad de promover a través del aprender-haciendo, una educación para la sustentabilidad y la valoración del patrimonio cultural local, generando aprendizajes significativos y sentido de pertenencia en los estudiantes desde pre-kínder a cuarto año medio. En este sentido, se capacitarán a funcionarios y estudiantes del liceo para el desarrollo didáctico del proyecto, vinculando a la comunidad aledaña, a través de la realización de procesos de transferencia tecnológica.

Este proyecto está en la línea de financiamiento Escuelas Sustentables 2019 del XXII Concurso del Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio del Medio Ambiente. El objetivo principal de este es promover la educación para la sustentabilidad, mediante la integración de producción vegetal al desarrollo curricular de asignaturas, aportando con ello a la puesta en valor del patrimonio cultural.

IMG_4743-1080x720

El Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR) participará como organismo asociado, y apoyará con talleres en las temáticas de tecnología para la acuicultura sostenible, profundizando en la transferencia de la acuiponía como técnica de producción vegetal sostenible, los cuales serán dirigidos a profesores, funcionarios y estudiantes del Liceo.

Sistema integrado

La acuiponía es un sistema integrado que combina el cultivo de hortalizas hidropónicas y el cultivo de peces de agua dulce, por ejemplo truchas, donde los peces, gracias a un biofiltro, proveen de abono a las plantas, y estas absorben del agua los residuos orgánicos emitidos por los peces.

IMG_4759-1080x720

“Nuestro centro comenzó justamente el año 2013 en el Liceo de Llico un piloto con un sistema de acuiponía para ser utilizado como herramienta para la educación científica y la difusión de la acuicultura sustentable. Desde ahí en adelante, el INCAR ha apoyado diversos proyectos que van en esta línea, incluyendo liceos de la región del Biobío y Los Lagos”, detalló el encargado de Vinculación con la Sociedad, Pablo Carrasco.

Por su parte, el director del Liceo de Llico, Francisco Paredes, expresó que “con esto se pretende democratizar además el conocimiento y acercarlo no solo a la comunidad educativa, sino que también a actores locales, como sindicatos de pescadores, recolectores y comunidad en general, aportando a la sustentabilidad y al rescate de nuestro patrimonio cultural, con encuentros gastronómicos que implican la utilización de nuestra producción vegetal y los productos de nuestro borde costero”, subrayó.

IMG_5402

Desde ese punto de vista, el director del Liceo de Llico destacó la importancia del trabajo realizado con todos los actores que permitieron la obtención del fondo, agradeciendo especialmente “la iniciativa y participación activa de nuestro Centro de Padres y Apoderados, la disposición a la innovación de nuestros docentes y del equipo de gestión del establecimiento, al Departamento de Educación Comunal, a nuestro sostenedor y por supuesto, al apoyo incondicional de INCAR en toda iniciativa que tenga que ver con la mejora de la educación rural de la mano de la ciencia para la sustentabilidad”, concluyó Paredes.