A fines de junio de 2018, la filial canadiense de Cermaq, que tiene su sede en Columbia Británica y que cultiva salmón Atlántico (Salmo salar) en 28 áreas alrededor de la costa de la isla de Vancouver, confirmaba que la empresa Neptune Marine le construiría un pontón de 31 metros de largo llamado Euro Special Purpose en su astillero en Aalst, Holanda, con el objetivo de hacer frente a las infestaciones de piojo de mar en sus centros de cultivo.

Junto con detallar que la entrega del pontón estaba programada para el primer trimestre de 2019, la directora de Desarrollo Sustentable de Cermaq Canadá, Linda Sams, expresó en la oportunidad que se encontraban “muy entusiasmados con la posibilidad de implementar una solución incuestionablemente ecológica para el manejo de los piojos. Y elegimos a Neptune por su compromiso de crear tecnologías y soluciones amigables con el medio ambiente y con los peces”.

Ahora bien, a poco más de nueve meses desde esa noticia, Neptune publicó este sábado 2 de marzo una imagen en su LinkedIn (foto destacada) en donde se aprecia el pontón terminado.

Hydrolicer y condición laboral

La desparasitación se llevará a cabo utilizando el equipo Hydrolicer de la empresa noruega del mismo nombre. Esta técnica, desarrollada en cooperación con CFlow Fish Handling, utiliza agua de mar bajo presión para desparasitar sustentablemente a los peces. Es que debido a que no se utilizan productos químicos, el método es 100% libre de contaminación y, por lo tanto, no daña el medio ambiente, aseguran en Cermaq, añadiendo que el Hydrolicer puede manejar 50 toneladas de salmones por línea de tratamiento. Para esto, el pontón se instalará inicialmente con cuatro líneas, y con espacio para dos adicionales si es necesario.

Además, la combinación del sistema de desparasitación de Hydrolicer y una barcaza construida por Neptune ya ha dado resultados exitosos. “Entregamos una barcaza de desparasitación de peces con equipo Hydrolicer el año pasado, y es un gran ejemplo de la cooperación entre Hydrolicer, Cflow y Neptune, una combinación que tiene un historial probado con excelentes cifras de producción”, afirmó Paul Kriesels, representante de Neptune Marine.

Según el ejecutivo, en términos de sistemas de control mecánico, Neptune ha prestado atención al logro de operaciones eficientes. “Hemos diseñado esta embarcación para que las operaciones de manejo de peces y el control de los sistemas de la embarcación se puedan realizar desde la silla de un operador. Esto permitirá que el personal de Cermaq priorice sus tareas de manera efectiva y se concentre completamente en los salmones”, añadió Kriesels.

En ese contexto, ahondó que la logística de las operaciones de cultivo de salmones de Cermaq Canadá significa que sus tripulaciones no solo trabajarán en el pontón, sino que también dormirán a bordo. Por lo tanto, Neptune hará que la habitabilidad sea lo más cómoda posible y garantizará que la embarcación sea autosuficiente. Para lograr esta independencia de los suministros en tierra, el pontón tendrá capacidad de generación de agua y de energía.