(PULSO)La familia Stengel, ligada al negocio de la pesca a través de la firma Camanchaca, en la región del Biobío, también tenía un ala salmonera en Magallanes: Cabo Pilar. Eso, hasta hace poco, porque recientemente fue adquirida por la firma Nova Austral, controlada por el fondo escandinavo Altor y el fondo estadounidense Bain Capital.

Con esta adquisición, Nova Austral suma cuatro concesiones nuevas, una en el Canal del Beagle, que no piensan ocupar, y otras tres en el Paso Picton. La expansión le permitirá a la firma de capitales extranjeros darles mayor descanso sanitario a los peces, que tendrán una mayor rotación dentro de sus concesiones. Con lo anterior podrán mantener año a año una producción más estable, con miras a alcanzar las 30.000 toneladas.

Lea la noticia original de Pulso acá.