English

Durante 2018, el Grupo BioMar cumplió con las aspiraciones de crecimiento con un sólido aumento en los ingresos y en los volúmenes. Como se esperaba, las ganancias no se mantuvieron al ritmo del crecimiento en volúmenes debido a la situación competitiva en el mercado noruego. Sin embargo, los otros mercados pudieron compensar la situación desafiante.

Así comenzó subrayando la empresa especializada en alimentos para acuicultura en un comunicado de prensa para referirse a su balance financiero del año pasado. En este, detalló que con un resultado de DKK$713 millones (US$107,4 millones al tipo de cambio actual*), BioMar alcanzó el nivel más alto de la guía de Ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de 2018 comunicada en el tercer trimestre (DKK$690-715 millones). Es que los ingresos aumentaron en un 4%, desde DKK$9.955 millones en 2017 a DKK$10.328 millones en 2018, principalmente derivados de un crecimiento en volúmenes del 5%.

Sin título1

Considerando todas las regiones y cultivo de especies en que está presente, la firma de origen danés dijo haber experimentado un año «muy positivo», excepto en Noruega donde no ganó los contratos de venta esperados.

Lea >> [EN-ES] Analizan la sobreproducción en el mercado de alimento para peces

«Ha sido un año desafiante pero gratificante. No hemos estado a la altura de nuestras expectativas, pero consideramos que hemos avanzado y creado una base sólida para negocios sostenibles a una escala verdaderamente global. Además, durante la última parte de 2018 hemos tomado varias iniciativas para mejorar nuestra posición competitiva en Noruega a través de cambios organizativos y mejoras de eficiencia, basándose en nuestra sólida cartera de productos dentro de la industria del salmón. Dicho esto, creemos que las condiciones competitivas reales en Noruega no son sostenibles en términos de rentabilidad. Por el momento, hay suficiente capacidad en el mercado, pero con el crecimiento actual de este, en un futuro próximo será necesario realizar nuevas inversiones de capacidad. Sin embargo, con el rendimiento actual del capital invertido en el mercado, será difícil defender nuevas inversiones», explicó el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) del Grupo BioMar, Carlos Díaz (en la foto).

Carlos Díaz (Foto BioMar)1

Durante el último año, añadió el CEO, se presentaron «ambiciosas pruebas» para crear un crecimiento sostenible en nuevos mercados y especies, especialmente en la camaronicultura ecuatoriana en donde compraron Alimentsa, abarcando así nuevos conceptos y servicios de productos.

Vea >> BioMar expande su capacidad de I+D en camaronicultura

«Seguimos viendo posibilidades de crecimiento en Ecuador. Es por eso que durante 2018 anunciamos la inversión en otra línea para alimentos granulados, así como una línea para alimentos extruidos. Los servicios y productos que estamos entregando al mercado nos posicionan como un proveedor de alimentos preferido dentro del segmento de alta calidad para alimentos de camarón en América Latina», afirmó Díaz.

Lea >> BioMar construirá línea de extrusión de alimento para camarones

Las nuevas empresas en China y Turquía, en tanto, han experimentado un año con mayores volúmenes y ganancias, a pesar de un retraso en la puesta en marcha de la fábrica de Wuxi.

«Esperamos un año con ingresos al mismo nivel que en 2018, pero con mayores ganancias. Esperamos generar un Ebitda en el rango de DKK$820-890 millones de nuestras compañías consolidadas, de los cuales aproximadamente DKK$130 millones se derivarán de las nuevas reglas contables IFRS16. Al mismo tiempo continuamos con nuestra estrategia de crecimiento sostenible. Tenemos muchas ganas de abrir la segunda fábrica en China, prepararnos para la puesta en marcha en Australia y la inclusión de nuestra tercera línea de producción en Dinamarca», concluyó Carlos Díaz.

*DKK$1 = US$0,15