Pescadores artesanales dedicados a la extracción de merluza común acusan que la venta de este emblemático recurso marino, conocido popularmente como “pescá”, ha sufrido en las últimas semanas una drástica caída en sus precios de venta en puerto. Todo esto a un mes de Semana Santa, fecha que marca el peak de consumo de pescado en Chile.

Dirigentes, entre estos el presidente de Pescadores Artesanales de Cocholgüe y miembro del comité de manejo de la especie, Antonio Bustos, sostienen que la oferta de merluza común proveniente de pesca ilegal ha provocado esta baja de precios y no descartan iniciar “una escalada de movilizaciones ante la inacción de las autoridades correspondientes, entre estas el Sernapesca (Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura) y la Armada”.

Los pescadores aseguran que se les está pagando por una caja de 25 kilos de merluza común la suma de $8.000 e incluso menos, situación crítica y que los tiene en “estado de alerta” pues, según expresan, su actividad no se hace sostenible económicamente teniendo en cuenta que el precio de venta de la misma caja tiene un valor de $25.000 cuando no existe pesca ilegal.

Esta situación ha golpeado duramente a pescadores de Cocholgüe, caleta ubicada al norte de la ciudad de Tomé, en la provincia de Concepción, región del Biobío, y que históricamente ha sido una de las más relevantes en términos de captura de merluza común a nivel nacional y que cuenta con 32 embarcaciones socias dedicadas a la extracción únicamente de este recurso.

*Foto destacada (de contexto): Archivo CeDePesca.