(LA TERCERA) El 1 de marzo, el fiscal del caso Asipes, Rodrigo Durán, envió un mensaje al correo de la senadora UDI, Jacqueline van Rysselberghe, que se titula: “Remite invitación que indica”.

En el mensaje, el persecutor le explica a la presidenta de la UDI que en el curso de la investigación -donde se indaga la posible existencia de delitos de cohecho y fraude al Fisco- “se ha estimado pertinente contar con su declaración en calidad de imputada”.

Van Rysselberghe está siendo indagada a raíz de una serie de correos electrónicos que intercambió con el expresidente de Asipes, Luis Felipe Moncada, y en los cuales se daba cuenta de las votaciones de la senadora en relación a legislación sobre temas pesqueros. A su vez, la fiscalía detectó aportes de campaña a la parlamentaria que, según se ha recalcado, fueron previos a enfrentar su primer año como senadora.

En su correo, el fiscal le explica a Van Rysselberghe que corresponde que el Ministerio Público solicite autorización al tribunal de garantía para que la parlamentaria comparezca, dado que su investidura como senadora así lo establece.

Sin perjuicio de lo anterior, se agrega en el correo que “en caso de que usted estimare pertinente colaborar con la investigación prestando declaración en forma voluntaria en la calidad indicada, le solicito nos informe su disponibilidad para materializar la diligencia, en dependencias de la Fiscalía Regional del Biobío, proponiéndole desde ya realizarla el día viernes 29 de marzo, a las 9.30 horas”, dice el escrito.

Días después, el 7 de marzo pasado, el fiscal insistió y le envió un nuevo correo a la senadora para conocer su respuesta, asunto que ella contestó: “Estimado fiscal, con el mayor agrado declararé en la investigación a su cargo”.

Lea la noticia íntegra de La Tercera, acá.