Luego que la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar) abriera un proceso de invalidación de los registros de matrícula de las embarcaciones “Ronia Pacific” y “Ronia Austral”, y que AQUA publicara una nota titulada “Acusan ‘instrumentalización’ de la Directemar para sacar del mercado dos wellboats salmonicultores”, el gerente general de Solvtrans Chile, Víctor Vargas, envió una carta al director de este mismo medio de prensa para responder a las declaraciones entregadas por la Asociación de Armadores de Transporte Marítimo Sur Austral A.G. (Armasur).

A continuación la reproducimos íntegramente:

“En relación con lo sostenido por el Sr. Manuel Bagnara, gerente general de la asociación gremial Armasur, en términos de que existiría un desacato por parte de la autoridad marítima a lo dictaminado por el contralor como consecuencia de haber rematriculado las naves ‘Ronia Pacific’ y ‘Ronia Austral’, como gerente general de Solvtrans Chile S.A. quiero dejar en claro que tal desacato no existe. En efecto, en cumplimiento y acatamiento al último dictamen de la Contraloría General de la República, los primeros registros de matrícula de las naves antes mencionadas fueron efectivamente cancelados y dados de baja con fecha 26 de octubre de 2018, sanción que produjo todos sus efectos y que significaron que las naves mencionadas quedaran sin registro y con impedimento de zarpe hasta la fecha en que se obtuvieron los nuevos registros.

Le pregunto al Sr. Bagnara si este supuesto desacato al que alude, ¿no se basa en que les hubiere gustado que la autoridad marítima, además de la cancelación de los registros, impusiere adicionalmente, y por analogía, alguna otra sanción no contemplada por la ley y que le impidiere a Solvtrans Chile S.A. rematricular, consiguiendo con ello sacar las naves del mercado?”.