La compañía Tesacom, proveedora de soluciones de comunicación para sitios remotos, está apoyando con tecnología satelital a la tripulación de la expedición Viracocha III, que pretende unir Arica (Chile) con Sidney (Australia) navegando en una balsa de totora construida en Bolivia, la cual recorrerá más de 10.000 millas náuticas por el Océano Pacífico, durante unos seis meses.

Así lo dio a conocer Daniel Malaiu, gerente general de Tesacom Chile, quien explicó que los dispositivos satelitales facilitados por su empresa corresponden a un teléfono Iridium 9505A y a un hotspot iSavi.

El ejecutivo mencionó que el primero se caracteriza por ser un equipo de diseño industrial que opera con la constelación Iridium, contando con capacidad para datos y SMS. Además, dispone de una pantalla gráfica iluminada. Su batería soporta hasta 30 horas en modo stand by y hasta 3,6 horas en modo de llamadas. Su peso aproximado es de 375 gramos y sus dimensiones son de 158x62x59 mm.

En tanto, iSavi es un dispositivo que funciona con el servicio IsatHub de Inmarsat y puede interactuar con smartphones y tablets, proveyendo conectividad de voz, datos y texto, a través de una zona de Wi-Fi. Es fácil de portar y usar. Sus dimensiones son de 180x170x30mm y su peso de 900 gramos.

DM_Tesacom_05“Para nosotros es un gran orgullo poder colaborar con esta ambiciosa expedición que durante varios meses navegará por las aguas del Océano Pacífico, zona donde la tecnología satelital que hemos provisto será de gran ayuda para las comunicaciones y seguridad de cada miembro de la tripulación. Confiamos en que Viracocha III logrará el éxito esperado por todos, marcando así un hito en la historia de la navegación mundial”, destacó el gerente general de Tesacom.

En tanto, Alejandra Bravo, ejecutiva de Ventas de Tesacom, manifestó que “los equipos satelitales que facilitamos son simples de usar y portar, resistentes a ambientes extremos y entregan una cobertura muy amplia. Esto último permitirá a los integrantes de esta embarcación estar permanentemente comunicados con sus familias y amigos”.

Por su parte, el capitán de esta expedición, Phil Buck, manifestó que está muy agradecido “de la empresa Tesacom por este gran aporte al proyecto Viracocha III, pues esa compañía no sólo está ayudando a hacer posible el sueño de lograr esta meta, de forma segura y conectada con el resto del mundo, sino que también está aportando a la investigación sobre los océanos que vamos a realizar y poder enviar a la base terrestre gracias a los equipos satelitales facilitados, al compromiso de compartir nuestra experiencia con el resto del mundo e inspirar a las nuevas generaciones, y a demostrar experimentalmente el inmenso legado de nuestras culturas ancestrales. Para lo anterior, los interesados pueden seguirnos en la página de Facebook @theviracochaexpedition o página web www.buckexpeditions.com, donde estaremos enviando actualizaciones de nuestra aventura a todos los rincones del mundo, gracias a los equipos de comunicación satelital de Tesacom que cruzarán el océano Pacífico con nosotros y serán los que nos conecten con el mundo”.

En términos generales, esta travesía –cuyo zarpe se realizó hace pocos días desde Arica– pretende demostrar las enormes distancias que este tipo de balsas podrían haber navegado en la antigüedad. También, con esta iniciativa se estará ayudando a preservar y promover la cultura andina y sudamericana al resto de mundo, al mismo tiempo que se revalorizan sus logros y tecnología para inspirar a las futuras generaciones.

En la embarcación viajan ocho personas (seis hombres y dos mujeres) provenientes de Chile, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Sudáfrica y Bolivia. El viaje tomará cerca de seis meses y la nave pasará por Tahiti, entre otros puntos, hasta llegar a la Bahía de Sidney. La balsa pesa 20 toneladas, tiene 18 metros de largo y 4,75 metros de ancho, aproximadamente.