El pasado jueves 14 de marzo, Salmones Camanchaca notificó al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) acerca de la mortalidad repentina de 123 toneladas de salmones en el centro “Pilpilehue”, cercano a la ciudad de Castro (región de Los Lagos), debido a la presencia de concentraciones sobre las 250 células por ml de la microalga Pseudochattonella cf. verruculosa en superficie, ante lo cual la empresa activó su plan de acción ante mortalidades masivas.

El día viernes, Sernapesca confirmó que personal de la Dirección Regional del Servicio “se constituyó de inmediato en el centro de cultivo, constatando que la mortalidad está siendo retirada de acuerdo con la logística disponible”, además de informar acerca de esta situación al comité regional interinstitucional de contingencias ambientales.

El mismo viernes por la tarde, Salmones Camanchaca complementó la información, señalando en un comunicado que: “para situaciones de florecimientos algales, la compañía cuenta con dispositivos que permiten, bajo ciertas condiciones, mitigar los efectos dañinos, además de coberturas de seguros de biomasa”.

Foto: gentileza Sernapesca.Precisaron también que durante el transcurso de la semana se detectó, efectivamente, la presencia de un tipo de alga nociva en las inmediaciones del centro Pilpilehue, donde Salmones Camanchaca se encuentra cultivando 2,2 millones de peces, registrándose, durante las primeras horas del jueves 14 de marzo, una mortalidad anormal a causa de esta condición. Señalaron también que, al menos hasta el viernes, “las condiciones de mortalidad son totalmente normales”.

También especificaron que la mortalidad acumulada durante la semana en el centro Pilpilehue alcanzó la suma de 58.000 peces, aproximadamente. Esto es un 2,6% del total de peces del centro específico, y 0,4% del total de peces de la compañía en el mar.

La firma agregó que, si bien la mortalidad del 14 de marzo fue anormal, “ésta no constituye un evento material y puede ser manejada operacionalmente con los elementos y protocolos disponibles”.

“Salmones Camanchaca no tiene otros centros de cultivo con mortalidad anormal por causas de algas, ni por otras. Con todo, se han activado los protocolos que tenemos definidos para este tipo de situaciones, incluyendo movimiento de equipos y talentos humanos, además de los avisos correspondientes a los aseguradores de la biomasa. Si en el futuro Salmones Camanchaca tuviera información de un hecho de materialidad para sus estados financieros, gestión operacional y/o ambiental, lo comunicará sin mayor dilación”, concluyó la declaración.

*Fotos: Sernapesca