Solicitar al Presidente de la República que adopte las medidas necesarias para comprar o construir una nave de investigación oceanográfica y pesquera que reemplace al buque científico “Abate Molina”, es el propósito de la resolución 332 que fuera aprobada por la Cámara de Diputados.

La resolución se sustenta en la urgente necesidad que ha planteado el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) de reemplazar el “Abate Molina”, que en dos años más cumplirá su vida útil y es el principal sostén que tiene hoy en día el Instituto para investigar el estado de nuestros recursos hidrobiológicos.

El IFOP ha estimado que la inversión para renovar el buque asciende a aproximadamente US$40 millones, lo que aseguraría veinticinco años más de labor investigativa de los recursos y condiciones del mar.

Junto con esa embarcación, Chile cuenta con el AGS-61 “Cabo de Hornos”, operado por la Armada, que es la nave científica más moderna que posee el país para el estudio científico marino. Sus labores están mayormente destinadas a la oceanografía operacional, geológica y estudiar fenómenos climáticos y la interacción océano-atmósfera, entre otras disciplinas.

Entre ambos buques se puede cubrir solo alrededor del 50% de la necesidad de investigación pesquera oceanográfica en Chile, cifra que irá disminuyendo debido al aumento de la demanda futura.

Nuestro país en los últimos años estableció tres grandes nuevos parques marinos, los que elevaron su porcentaje de conservación de áreas marinas a un 44% de su zona económica exclusiva y mar territorial. Esto exige de parte del Estado tomar las medidas necesarias para su correcto monitoreo, con buques modernos que cumplan con las necesidades de investigación en dichos territorios.

Gabriel Ascencio (DC), Jaime Tohá (PS), Pablo Prieto (IND-RN), Bernardo Berger (RN), Javier Hernández (UDI), Boris Barrera (PC), Pedro Álvarez-Salamanca (UDI), Jorge Brito (RD) y Alexis Sepúlveda (PR) son los diputados que impulsaron esta resolución que la Sala respaldó con la unanimidad de 133 votos afirmativos.