La prestigiosa revista Aquaculture Economics and Management premió al estudio del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR, por sus siglas en inglés) titulado «What can we learn from a sanitary crisis? The ISA virus and market prices» (¿Qué podemos aprender de una crisis sanitaria? El virus ISA y los precios del mercado) de la Línea de Investigación «Sustentabilidad Socioeconómica» (RP5), como el «Mejor Paper 2017».

Para el investigador principal de la RP5 y coautor de la investigación, Dr. Jorge Dresdner (en la foto de la derecha), «la distinción reconoce la calidad del Jorge Dresndertrabajo científico en economía que realiza el INCAR y el tipo de formación que reciben los alumnos, al tiempo que les permite pensar en formación de posgrado posterior y desarrollo de una carrera académica con nivel internacional», añadió.

El análisis, que se basó en el trabajo de tesis de Magíster en Economía de Recursos Naturales y del Medio Ambiente del entonces estudiante INCAR, Felipe Quezada (en la foto de la izquierda), fue publicado en el volumen 21, issue 2, de Aquaculture Economics and Management, en el 2017, determinó que durante una crisis como la del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) el precio internacional del salmón no se ve afectado y el mercado sigue siendo competitivo, aunque pueden surgir efectos de sobreproducción.

En los resultados contenidos en el artículo se subraya, además, que los resultados son compatibles con la opinión de que a largo plazo, el precio de importación del salmón Atlántico (Salmo salar) cultivado en Chile está determinado principalmente por el precio de la harina de pescado, que afecta al sistema a través de los costos de producción y no cambia significativamente durante una crisis. Mientras tanto, el lado de la demanda no tiene efecto en el precio porque la curva de oferta es infinitamente elástica en el largo plazo.

«El principal aporte es identificar el espacio que efectivamente tiene la industria del salmón chileno para afectar los precios del salmón en los mercados internacionales. El estudio indica que las posibilidades de afectar el precio del salmón internacional son prácticamente nulas, a pesar de que Chile tiene una gran participaFelipe Quezadación en la oferta de salmón de este mercado. Este resultado se produce porque el mercado es muy competitivo y al generarse una reducción en la oferta de salmón chileno, como ocurrió durante el periodo de crisis del ISAv, los precios en este mercado no fueron afectados porque existía oferta disponible de otros países productores de salmón que permitieron estabilizar el precio, substituyendo el producto nacional».

La investigación también evidenció un comportamiento inestable de precios en desequilibrio.

«Esta podría ser una razón adicional por la cual a los productores les puede resultar difícil ajustarse inmediatamente a los choques de mercado. Sin embargo, de acuerdo con nuestras estimaciones, el proceso de ajuste es muy rápido en el tiempo cronológico; en consecuencia, aunque esto podría generar cierta preocupación sobre el funcionamiento del mercado, no parece tener mucha importancia práctica», concluye el estudio.

Respecto a si las crisis sanitarias son una oportunidad para la industria, el Dr. Dresdner complementó: «Las crisis son una oportunidad para la industria porque para ajustarse a esta situación tienen que revisar e introducir cambios en sus procesos que hacen la producción más eficiente. Estos cambios son de carácter permanente y permiten ofrecer salmón a un precio más bajo para las familias».

Revise aquí el paper premiado.