“Basta ya del desprestigio de la política y de los políticos, no estoy de acuerdo con que cualquier persona se limpie la boca con nosotros. Con altura de miras, sin falta de respeto, como nosotros hemos trabajado, vamos a contestar con lo que estamos haciendo”, sentenció duramente el senador Rabindranath Quinteros, presidente de la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, aludiendo a las declaraciones del presidente de Alimentos Marinos S.A. (Alimar).

Lea >> Roberto Izquierdo: “Aquí hay un común acuerdo de liquidar a la pesca industrial y dejar a los artesanales”

A juicio de los integrantes de la instancia congresista, se ha denostado el trabajo de elaboración de la denominada Ley de la Jibia de manera “grosera” y sin reconocer “que ha primado un espacio de respeto en donde primó la mayoría; lo mismo sucedió en Sala, y eso hay que incluirlo en la declaración, exigiendo el mismo respeto que se tuvo en la Comisión”, manifestó la senadora Carmen Gloria Aravena.

Además, el senador Quinteros criticó que “de forma orquestada están anunciado en los medios de comunicación, día por medio, el cierre de plantas de jibia, a meses del plazo, sin saber lo que realmente va pasar”.

Lea >> En el Biobío: Cifran en 1.700 los empleos que se perderían por Ley de la Jibia

A su turno, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, dijo que “efectivamente se han producido algunas declaraciones de dirigentes, pero nosotros, como gobierno, no queremos polemizar con cada una de las personas, y hemos hecho aclaraciones públicas. El señor Izquierdo ha señalado, y otros dirigentes, que la Subsecretaría (de Pesca y Acuicultura, Subpesca) no ha recibido a nadie, y eso es totalmente falso (…). Se han hecho más de 18 reuniones con asociaciones gremiales de industriales y él no ha pedido ninguna reunión, ni ha participado en ninguna de estas reuniones”.

“Hemos realizado un trabajo serio, responsable. Esta Comisión está empeñada en hacer una legislación pesquera moderna y equilibrada donde todos los actores sean parte del desarrollo, donde se escuchen las diversas posturas, pero que, en definitiva, prime lo mejor en materia económica, social y ambiental”, se consiga en la declaración citada por la senadora Aravena y que fue emanada posteriormente por el Senado.

Definición de embarcaciones

Durante la sesión, además, se comenzó el análisis del proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la Ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura, en cuanto a la definición de embarcación pesquera artesanal y sus condiciones de habitabilidad (boletín N°10.068-21).

foto_0000000320190403144855Al respecto, se escucharon las exposiciones del contraalmirante litoral Jorge Imhoff, quien es director de Intereses Marítimos y de Medio Ambiente Acuático de la Directemar, y del comandante de la Directemar, Gonzalo Araya.

La moción tiene como idea matriz el incluir a las embarcaciones pesqueras artesanales que prestan apoyo a la acuicultura, elementos de habitabilidad acordes con los previstos para las otras naves, destinadas a otorgarles a la tripulación elementos de seguridad, salud, higiene, calefacción y, en general, espacios de alojamiento que garanticen condiciones dignas de trabajo.

La Comisión acordó seguir con el trámite legislativo, escuchando a representantes de los armadores, a la División Jurídica para las Fuerzas Armadas, entre otros.

Pesquerías

Por último, se dio paso al “Informe sobre el Estado Actual de las Pesquerías en Chile”, ante lo cual el subsecretario aseguró que “desde el 2013 venía en caída, después se estabilizó, pero no se ha producido una recuperación rápida, como se quisiera. (…) La disminución de cuota no ha redundado, en buena medida la pesca ilegal creemos que tiene alguna incidencia. Pero pese a todo sí se ha recuperado, por ejemplo, la merluza ha aumentado un 26%, con respecto al año anterior”, afirmó.

Los detalles fueron entregados por Mauro Urbina de la Subpesca, quien explicó que el estado de situación de una pesquería puede ser subexplotada, en plena explotación, sobreexplotada, o agotada o colapsada.

Con respecto a la pesquería pelágica, manifestó que la única agotada o colapsada durante todo el periodo es la anchoveta, “pero todo indica que comenzaría a cambiar. Tenemos dos posibilidades, o se maneja hacia la baja o de forma definitiva se pone veda, esto depende de las defunciones que se quiere como país, seguir trabajando o cuidar el recurso”.

El profesional declaró que “siempre hay una relación estrecha con el medio ambiente y de un año a otro se pueden tener cambios, no solo por sobrepesca, sino que también por medio ambiente”.

Descargue aquí el informe completo >> Estado de Situación de las Principales Pesquerías Chilenas, Año 2018

Tras la exposición, la senadora Aravena comentó que “el mar chileno es enorme, es una actor económico importante y la cantidad de recursos que se están destinando es deficiente y vuelvo a la necesidad de regionalizar los estudios”.

Los integrantes de la Comisión, además, recordaron la necesidad de contar con naves de investigación para tener claridad y precisión con respecto a los estudios y advirtieron que “según la información, el estado de las pesquerías es preocupante y en el caso de las que están agotadas, según la ley, debe existir un programa de recuperación”, por lo que llamaron a un trabajo ágil de parte de los comités de manejo.

Lea >> Piden al gobierno un nuevo buque científico