En el marco del proyecto «Fortalecimiento de la capacidad de adaptación del sector pesquero y acuícola chileno al cambio climático (ACCPA)», se están realizando una serie de actividades y capacitaciones dirigidas a la comunidad y sector artesanal de la caleta Tongoy, región de Coquimbo. Esto, con la finalidad de reducir la vulnerabilidad y aumentar la capacidad de adaptación a la coyuntura actual.

«Es crucial enfrentar escenarios climáticos futuros, y este importante sector productivo debe prepararse para ello, fortaleciendo sus capacidades para ajustarse a los efectos y consecuencias que ello conlleva. El enfoque es la adaptación, porque permite salirse de la mirada catastrófica del cambio climático, y ver y aprovechar las oportunidades que podemos tener, como por ejemplo: diseñar e implementar prácticas sustentables e incorporar innovación y valor agregado a la actividad», destacó el director zonal de Pesca y Acuicultura de las regiones de Atacama y Coquimbo, Juan Carlos Fritis.

Además de Tongoy, el proyecto se está implementando en otras tres caletas piloto: Riquelme (Tarapacá), Coliumo (Biobío) y El Manzano-Hualaihué (Los Lagos).

La iniciativa es ejecutada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), e implementada por la Organización de las Naciones Unidades para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), con financiamiento del Fondo Mundial del Medio Ambiente (GEF).

Lea >> Subpesca: “Cada vez existe mayor evidencia sobre el cambio climático”

El proyecto GEF-FAO trabaja localmente con las organizaciones pesqueras y acuícolas, también con la institucionalidad pública y privada regional. En este sentido, la iniciativa ha constituido grupos de trabajo interinstitucionales en pesca, acuicultura y cambio climático en las regiones donde se desarrolla.

En el caso de la región de Coquimbo, el Grupo de Trabajo Interinstitucional (GTI) se constituyó en septiembre del año pasado, con el objetivo de convocar a todos los servicios públicos relacionados con la pesca y acuicultura, y transformarse en un ente coordinador y asesor de políticas y programas regionales que incluyan el cambio climático.

En la tercera sesión del GTI, sus integrantes acordaron un plan operativo para el año 2019 en base a una priorización de las 29 medidas de adaptación que establece el Plan de Adaptación al Cambio Climático para Pesca y Acuicultura de la Subpesca.

El director zonal Juan Carlos Fritis explicó que «en una primera instancia, el GTI enfocará las acciones del plan operativo en sensibilizar a la comunidad e institucionalidad sobre el cambio climático, sus conceptos claves, efectos y consecuencias. Para ello organizarán en las próximas semanas conversatorios locales y un seminario regional en el mes de mayo».

En la reunión participaron funcionarios y autoridades del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), Gobernación Marítima, Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar) y de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) del Medio Ambiente.

Relacionado >> En pesca y acuicultura: Inician capacitaciones sobre adaptación al cambio climático