Ayer lunes, Puerto Aysén (región de Aysén), amaneció con una movilización de los trabajadores de planta y flota de la Pesquera Friosur, sumándose a una movilización nacional de trabajadores de la industria. A nivel general, advierten una desconexión entre el poder legislativo y las miles de familias que dependen de las plantas de proceso y flotas industriales del país, sin medir las consecuencias de las modificaciones que se están impulsando.

De acuerdo con el presidente del Sindicato de Tripulantes de Naves Especiales de Puerto Chacabuco y secretario general de Congemar, Confederación Nacional de Gente de Mar, Portuarios y Pesqueros de todo el país, Mariano Villa, “marchamos contra la actitud populista de nuestros legisladores, que proponen brutalidades como la anulación de la Ley de Pesca, arriesgando volver a una administración pesquera que va en contra de la sustentabilidad de los recursos. Si bien la Ley de Pesca tiene puntos que es necesario corregir, en general esta avanzó mucho en la sustantabilidad de los recursos, lo que reconoce un informe emitido por la FAO”. Respecto a otras temáticas que se están trabajando en el parlamento, Villa argumentó que “estamos preocupados también por otros temas, como algunos puntos de la Ley Corta, la pesca ilegal y la eliminación del arrastre, el que ha avanzado muchísimo en los últimos años en términos de selectividad”.

Por su parte, Rubén Leal, presidente del Sindicato de Friosur y vicepresidente de la Confederación de Trabajadores de la Pesca en Chile (Contrapech), manifestó que “queremos hacer un llamado a los parlamentarios de nuestra región para que consideren las particularidades técnicas, geográficas y sociales de nuestra región en el trabajo de las normativas que se están desarrollando, y que en general las cámaras dejen de legislar a puertas cerradas, a espaldas de las miles de familias que dependen de las flotas industriales y plantas de proceso. Lo que vimos con las plantas de proceso en la octava región a causa de la jibia es un ejemplo de una legislación populista, sin un análisis de las reales consecuencias”.

Carlos Díaz, gerente de Sustentabilidad y Relaciones con la Comunidad de Pesquera Friosur también expresó que “estamos preocupados por las constantes amenazas de cambios de normativa de la pesca y el escenario inestable en el que trabajamos. Pesquera Friosur ha sido un actor relevante en el desarrollo de Puerto Aysén y de la región desde 1985, y es necesario pensar en las consecuencias que tendrían las diferentes mociones parlamentarias, especialmente en este mal momento de actividad económica regional”.